Una enfermera almeriense fuera de servicio salva a un conductor en Dublín

Alba Fuillerat auxilió a un hombre en la arteria principal de la capital irlandesa

Alba Fuillerat es una enfermera almeriense que trabaja en Dublín desde 2017.
Alba Fuillerat es una enfermera almeriense que trabaja en Dublín desde 2017. La Voz

Alba Fuillerat Cortés, una enfermera almeriense residente en Dublín desde 2017, ha salvado la vida de un conductor cuyo coche se estrelló en la M50, la arteria principal de la capital irlandesa. Lo hizo estando fuera de servicio, cuando regresaba a casa tras diez horas de guardia.


La acción no solo ha recibido el aplauso de sus compañeros de trabajo sino que también ha sido recogida por la prensa irlandesa.


El suceso tuvo lugar este lunes 4 de noviembre, cuando Alba, que actualmente trabaja en pediatría, volvía a casa después de estar toda la noche de guardia. Eran las siete y media de la mañana y le llamó la atención que a esa hora, en la M50, el tráfico fuera tan lento. Dedujo con acierto que podía deberse a un accidente. Aparcó su vehículo en una zona segura y se dirigió al foco de la retención hasta descubrir que un coche se había estrellado en el arcén.


"Me encontré con un ciudadano irlandés que acababa de tener un accidente de tráfico. Estaba atrapado en el interior de su vehículo, convulsionado e inconsciente", relata a LA VOZ. 


Sin dudarlo, y con la ayuda de otros cinco hombres que se habían parado en la autovía, lograron romper el cristal del copiloto. "Accedí por la ventana hasta su asiento y pude socorrer al conductor", dice. En la maniobra se arañó las rodillas por los cristales rotos sobre el asfalto aunque en ese momento solo tenía una cosa en mente: auxiliar al conductor.



Así quedaron las rodillas de Alba tras cortarse con los cristales del coche accidentado.  (Fotos: Alba Fuillerat)
Así quedaron las rodillas de Alba tras cortarse con los cristales del coche accidentado. (Fotos: Alba Fuillerat)La Voz


"Conseguimos sacarlo del coche. Le dije a un hombre que llamara a la ambulancia y a otro que ordenara el tráfico", cuenta. Entonces, empezó a atender al conductor, un irlandés de 42 años de edad llamado Gary.


Tras comprobar que tenía pulso, lo colocó en posición lateral de seguridad. "Estaba respirando, lo puse sobre su lado izquierdo y comenzó a toser. Pasaron siete u ocho minutos hasta que consiguió volver en sí, aunque estaba muy desorientado", explica.


Durante la maniobra llegaron la ambulancia y una brigada de incendios. Alba explicó lo sucedido, dio sus datos y se marchó de vuelta a casa, en el barrio de Rathfarnham, al sur de Dublín.



La llegada de los bomberos al lugar del accidente. (Fotos: Alba Fuillerat)
La llegada de los bomberos al lugar del accidente. (Fotos: Alba Fuillerat)La Voz


Al día siguiente, sus compañeros de trabajo en Bluebird Care, entidad que ofrece servicios de enfermería a domicilio, la felicitaron. "Viajo por toda Irlanda con mi coche atendiendo a niños que acaban de salir de la UCI, en paliativos o que tienen cuidados complejos", explica. Después, la noticia saltó a la web del Independent donde han destacado la "valiente" acción de la almeriense. 


"Todos, absolutamente todos, podemos salvar vidas con nuestros conocimientos. En este caso no fue necesaria la reanimación cardiopulmonar, porque el herido tenía pulso y respiraba, pero es muy importante saber que había que colocarlo en posición de seguridad. Hay que formarse en primeros auxilios porque esta situación la podemos vivir todos", concluye Alba. 

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería