Notarios por un día

Tres estudiantes del IES Alhamilla pasan una jornada en una notaría para conocer su trabajo

Los tres estudiantes y su profesora escuchan a la notario Marta Arrieta.
Los tres estudiantes y su profesora escuchan a la notario Marta Arrieta. M.C.

Emma, Elisabeth y Pablo escuchan atentamente, junto a su profesora Elena, las explicaciones de la notario Marta Arrieta sobre la elaboración de un testamento. Al filo del mediodía de este jueves, ya habían cumplido más de dos horas de estudio y trabajo en la notaría Arrieta-Reguero, en pleno centro de Almería.


 Pero todavía les quedaba casi la mitad de la jornada del proyecto ‘Notarios por un día’, que está desarrollando en toda España el Consejo General del Notariado, y que persigue contar a los estudiantes de Bachillerato el papel de los notarios en la sociedad y el valor de la seguridad jurídica preventiva, tanto para los que se planteen su futuro universitario en la rama del Derecho o del Notariado, como para aquellos que se decanten por otros escenarios profesionales.


En este caso, tanto Elisabeth Garrido como Pablo Ortiz, ambos de 18 años y estudiantes de segundo de Bachillerato del Instituto de Enseñanza Secundaria Alhamilla de la capital, sí tienen decidido estudiar Derecho, a partir ya del próximo curso, pero ambos con la idea de, a continuación, poder llegar a ser inspectores de Policía. Los dos tienen conocidos o familiares en el Cuerpo Nacional de Policía y parecen tener muy clara esta vocación, que pretenden afrontar con la base, para ellos fundamental, de la carrera de Derecho.


Por su parte, su compañera Emma Calatrava, un año menor, quiere empezar Magisterio para ser maestra de inglés. Es decir que, de momento, ninguno de ellos se plantea ser notario, aunque tras la visita de trabajo de ayer, que cubrió prácticamente toda su jornada escolar, reconocen que su perspectiva respecto a esta profesión ha cambiado sustancialmente.


“Antes creía que un notario solo firmaba documentos”, expone Pablo mientras sus compañeras asienten. “Me han sorprendido un montón de cosas, que no tenía idea de que se hacían aquí, relacionadas con la seguridad de archivos, datos, tecnología, códigos y sobre todo la función de asesoramiento, que es muy importante para un notario”, se suelta Emma.


Mientras tanto, la profesora de ‘Orientación al Derecho’ los tres estudiantes, Elena Dengra, se muestra muy satisfecha: “Está siendo una experiencia muy buena, en la que estamos conociendo la gran cantidad de cosas que se hacen, y sobre todo la cercanía con que se realizan en este caso”, dice refiriéndose a Marta Arrieta, quien también demostró sobradamente sus dotes pedagógicas ante este diario.


“Pillá” Eso sí, los tres estudiantes, pese a admirar su trabajo, reconocen que de momento no van a cambiar sus planes de estudios. “Yo me he quedado ‘pillá’ cuando Marta nos ha dicho que, además de necesitar la carrera de Derecho, el temario para las oposiciones a notario tiene 360 temas”, exclama Elisabeth con franqueza. Y es que llegar a ser notario requiere, sin duda, un gran esfuerzo. “Yo aprobé después de tres años de estudio, aunque entonces la media era de ocho ”, explica la notario -quien prefiere este nombre al de notaria, aunque éste término también se utiliza.


El hecho de que no aspiren a una notaría puede estar detrás, quizás, de que hasta ahora no hayan preguntado cuánto gana un profesional de esta carrera a Marta Arrieta. “Un notario puede ganar mucho dinero si hace bien su trabajo, depende del número de documentos que firmen, y hasta ahí puedo leer”, responde a este medio. Como ejemplo, expone que hacer un testamento puede costar alrededor de 45 euros.


Arrieta es una de los 10 notarios de  la capital. En la provincia son unos 40 y en España 2.800 . En los últimos años, el Ministerio de Justicia, que es quien determina las plazas, ha bajado su número debido al fuerte descenso del trabajo notarial.
El notario es un funcionario público que proporciona la seguridad jurídica preventiva que promete la Constitución garantizando la legalidad de sus actos o contratos, y cuya piedra angular es la escritura pública. Los notarios tienen el deber de asesorar imparcialmente y velar por la parte más débil.


Cada vez más mujeres La de notario es una profesión cada vez más joven en España: el 44 por ciento de sus integrantes tiene menos de 50 años. La mayoría son todavía hombres, aunque las mujeres van progresivamente acortando distancias. Por ejemplo, en la promoción del año pasado, 2018, las mujeres han sobrepasado ampliamente a los hombres (52 frente a 33, respectivamente). 


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/12/almeria/168492/notarios-por-un-dia

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.