Jens Helmling, una vida dedicada a la tecnología científica en Calar Alto

Alemán y almeriense de toda la vida, lleva mas de 30 años en el Observatorio Astronómico

Jens Helmling, en San José
Jens Helmling, en San José Remedios Fernández

“La instrumentación es lo que mas me interesa de mi trabajo en Calar Alto”, dice Jens Helmling. “Mira, lo que tiene que hacer un telescopio es apuntar, con una determinada precisión, a un cierto sitio. Tenemos un objetivo con sus motores que lo mueven, lo enfocan, y una electrónica, que se renueva cada cierto tiempo. No tiene mucha mas historia. Sin embargo, la instrumentación... Digamos que es el cuerpo de la cámara de fotos, tiene que ver con los requerimientos específicos de los diferentes estudios que hace cada científico, y cada vez tienen proyectos mas exigentes, mas complejos. La instrumentación se acerca mas a los límites de la Física, de lo que actualmente es capaz de aportarles la tecnología”.


Jens es ingeniero de instrumentación científica en el Centro Astronómico Hispano-Alemán de Calar Alto (CAHA), donde trabaja desde hace mas de 30 años. Es alemán, pero ha vivido buena parte de su vida en Almería. Estudió Ingeniería Electrónica Industrial en la Universidad de Jaén, en los años 80, “y cada vez que venía a Almería, desde mi coche veía que estaban construyendo Calar Alto”, recuerda. “Y aquello me llamaba mucho la atención...”. Al tercer curriculum que envió lo contrataron, “prácticamente como chico de los recados”, sonríe.


“Pero fui resolviendo algunos problemas técnicos, sin ayuda de nadie, y como que se asombraron: “Hombre, parece que en España también la carrera es buena”. Y ya ves, hoy todos los técnicos en Calar Alto son españoles, soy el único alemán que queda”.


Colaboración

Los primeros instrumentos en los que colaboró se desarrollaban en Alemania, y pasaba meses allí. “Y empezaron a valorarme, y dominaba varios idiomas… Era un buen enlace entre los desarrolladores alemanes y lo que necesitábamos para operar aquí. Con el tiempo, Alemania se fue retirando, y hoy Calar Alto está gestionado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y por la Junta de Andalucía”.


Así pues, desde 2003, aproximadamente, hay una transferencia de conocimientos entre Alemania y España. “Al fin y al cabo, son instrumentos bastante complejos, y en aquellos momentos no había todo el conocimiento necesario. Pero Calar Alto se fue involucrando mucho en el desarrollo de instrumentación”.


Jens lideraba el grupo electrónico, junto con otro compañero alemán, “y entre todos conseguimos que Calar Alto, como el Instituto de Astrofísica de Andalucía, en Granada, que es nuestro partner directo a nivel nacional, desarrollara una serie de instrumentos, prácticamente solo”. Por ejemplo, Panic, y Carmenes, “que busca exoplanetas, y es un consorcio de once institutos internacionales...”.


“Es un trabajo apasionante, e interesante”, dice Jens, “pues te relacionas con una vorágine de gente de muchas disciplinas. Científicos a astrónomos, instrumentistas, electrónicos, informáticos...”.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.