Condena al dueño de un pub por no dejar pasar a un grupo de discapacitados

El Juzgado de lo Penal 5 determina que durante un año no podrá ejercer la actividad hostelera

Ciudad de la Justicia de Almería, sede de los juzgados penales
Ciudad de la Justicia de Almería, sede de los juzgados penales La Voz

El Juzgado de lo Penal número 5 de Almería ha condenado a un año de inhabilitación al empresario de un local de ocio de Almería capital que denegó el acceso a un grupo de unas 40 personas con discapacidad al entender que incurrió en un delito de discriminación. Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de la asociación de personas con discapacidad ´Espacio Vive´ de Almería tras el juicio celebrado la pasada semana y que se resolvió después de que el empresario mostrara su conformidad con la pena propuesta por la Fiscalía tras reconocer los hechos, aunque en un primer momento, tras lo ocurrido, la dirección del pub alegó que no se había permitido la entrada a los jóvenes por su vestimenta.


En concreto, el empresario no podrá ejercer profesión ni actividad económica relacionada con la hostelería ni tampoco podrá desempeñar durante el tiempo de la inhabilitación actividad educativa ni en el ámbito docente, ni deportivo ni del tiempo libre. Desde la asociación han valorado esta sentencia después de que el empresario reconociera los hechos y admitiera que "fue verdad lo que pasó", que se produjo una discriminación a raíz de la discapacidad de los chicos y que la inadmisión no tenía que ver con su indumentaria. "Queremos dar visibilidad a este tipo de hechos para que no vuelvan a ocurrir", ha indicado la gerente de la entidad, María del Carmen Amador.


Chanclas y pantalón corto

Los chicos acudieron al pub el 16 de junio de 2017 tras celebrar su fiesta de fin de curso, si bien a su llegada les indicaron que "no iban bien vestidos" por llevar "chanclas y pantalón corto", por lo que no les dejaron entrar. No obstante, ellos mismos advirtieron que en el interior del pub se encontraban los padres de varios de los chicos que llevaban esa misma indumentaria y sí se les había permitido el paso.


Las razones alegadas por el personal de seguridad de la entrada era que algunos de los jóvenes, que tienen discapacidad física o intelectual, vestían con "pantalón corto y sandalias", por lo que no era una indumentaria "correcta" para acceder; aunque posteriormente se trasladaron "disculpas" por lo ocurrido pero, sin dejar de mantener que no se había incurrido en ningún tipo de discriminación.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.