Llevar la moda flamenca a todo el mundo desde Cuevas del Almanzora

María Caparrós se ha apoyado en las nuevas tecnologías para fundar Voss Flamenco International

María Caparrós Latorres, en Sevilla
María Caparrós Latorres, en Sevilla La Voz

“México, Argentina, Italia, Francia, Holanda, Alemania, Finlandia... Japón, China, hemos empezado en Shanghái, Dubai, Rusia... Hay un mercado enorme”, dice María Caparrós Latorre. “Una demanda a nivel mundial. El flamenco es admirado donde vayas. Cuando viajo, es ver algo español, algo flamenco, y la gente se vuelve loca... Además, lo primero que me piden es que sea tejido español, mano de obra española. Valoran mucho tener algo de España”.


“Y todo, desde Cuevas del Almanzora”, sonríe. “La tecnología es la que ha hecho posible llegar a este mercado”. María es de allí, y todos los caminos la han traído hasta este momento de su vida. Hizo Comercio Internacional y Marketing, y también se ha especializado en Diseño. Cuando estudió en Suiza, aprendido idiomas. Trabajando en el negocio familiar, aprendió el trato al cliente. Y cuando, luego, decidió buscar nuevos horizontes, se curtió en el departamento de comercio internacional de una petrolera.


Y un día, cuando dejó ese trabajo, se dijo: ¿Y si esto es una señal? ¿Por qué no empezar el proyecto que me ha estado rondando la cabeza? Porque, además, siempre le había gustado la moda. Estudió el mercado, buscó información, y se decidió por el flamenco, otra pasión suya. “Y así nació, en 2011, Voss Flamenco International”, dice.


Confección ética

Se fue a Sevilla “a buscar talleres, firmas que quisieran empezar conmigo. Los grandes diseñadores me decían: “Pero ¿qué vienes tú buscando aquí?”. Y yo: “Porque tú no vas a ir a Cuevas a buscarme”. Monté la página web, y así empecé...”.


Al poco tiempo, a través de Extenda fue a Japón en una misión comercial con varias empresas y diseñadores del sector. “Fue una locura. ¡Vendí mi coche para ir!”, recuerda. “Lo arriesgué todo y me fui. Y bendita la hora en que lo hice”. Comenzó a hacer contactos, a moverse. “Le pongo pasión, la transmito, y al final, si haces algo con ese amor, se percibe, aquí, en España, o donde estés en el mundo”.


“Además, para mí es primordial el tema de la confección ética”, afirma María. “Es decir, contamos con talleres en los que trabajan mujeres que realmente necesitan ese trabajo, en los que les dan esa oportunidad. Son mujeres con temas delicados, como malos tratos, que necesitan esa ayuda. Allí las forman, y al final es gente que lo necesita. Y eso aporta mucho”. 


 Todo funciona gracias a las nuevas tecnologías. “Desde Japón, o China, digamos, me envían las medidas, y según el tipo de confección, lo pido a un taller u otro. Las mando por email con archivo adjunto…. ”, explica. “También trabajo con otra diseñadora en Granada, y en Málaga...”. 


María Caparrós ya ha conseguido registrar su marca, y lanza su propia colección. “Pienso presentarla en Sevilla, y luego en Miami. Vamos a intentar abrir nuevas fronteras, el mercado americano, tengo muchísima ilusión”.

más leídas

últimas de Almería

newsletter

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.