Adif aprovechará el parón de tráfico para preparar la nueva vía del AVE

Se actuará sobre 1,625 kilómetros de vía desde Huércal de Almería hasta su conexión con el soterramiento de El Puche

Visita al paso a nivel de El Puche
Visita al paso a nivel de El Puche
Lola González
23:41 • 12 feb. 2018

El Ministerio de Fomento ha decidido dividir el proyecto para la llegada de la Alta Velocidad en el tramo entre Níjar y El Puche para poder aprovechar el parón del tráfico ferroviario entre la estación de Viator-Huércal con la capital durante los diez meses que duren las obras del soterramiento del ferrocarril que permitirá eliminar el paso a nivel a la entrada de la ciudad.


Esta decisión la tomaban después de que desde el Ayuntamiento de la capital se lo solicitaran porque “sería absurdo tener que cortar el tráfico ferroviario dos veces, con lo que se les propuso que adelantaran este tramo y que lo dejaran preparado para la llegada del AVE, y así lo han aceptado”, explicaba el alcalde de la capital, Ramón Fernández-Pacheco.


Para convertir en realidad esta apuesta por dividir el tramo, Adif Alta Velocidad publicaba ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el listado de los suelos que tienen que ser expropiados para la realización de la nueva plataforma que soportará tanto la vía de alta velocidad como la convencional.


Suelos
En total son 35 parcelas de las que 31 están en el término municipal de Almería, dos en Viator y otras dos en Huércal de Almería. De estas 21 de ellas son propiedad del Ayuntamiento de Almería, una es del Consistorio de Viator y otra del huercaleño. Siete de las propiedades son de titularidad privada, dos son del propio Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) y las dos restantes son de titular desconocido.




Desde hoy todos los afectados cuentan con un plazo de quince días para presentar sus alegaciones o corrección de errores, tras lo cual, seguirá el procedimiento administrativo y se procederá a adjudicar las obras.


Explicaba el alcalde de la capital que el poder adelantar este tramo es uno de los motivos por los que era inviable la realización de la vía paralela por la Carretera de Sierra Alhamilla que solicitaban desde la Mesa del Ferrocarril, ya que, lo que permite el poder adelantar este tramo y “dejar todo el término municipal de Almería a falta del soterramiento con la vía preparada para la llegada del AVE”.


Exactamente la actuación supone ejecutar una plataforma para la vía única del Corredor Mediterráneo en un tramo de 1,625  kilómetros. Para ello es necesario reponer 1,8 kilómetros de vía única de ancho ibérico de la línea Linares-Almería.


La reposición se realizará colocando la vía convencional paralela a cuatro metros de la vía de alta velocidad (LAV) por la derecha. Un recorrido que será  prácticamente recto en comparación con la gran curva que tiene actualmente el trazado de la convencional.


Cotas
En el proyecto en cuestión se describe todo el trazado de las líneas, así como  las cotas que tienen que contemplar su unión posterior con las obras de soterramiento del paso a nivel de El Puche.


Pero sin duda lo más llamativo son los tratamientos en las zonas que se encuentran ocupadas como es el punto kilométrico 726+360 al encontrarse una torre de alta tensión cercana que no se va a modificar, se va a construir un muro para protegerla. 


Así como, en la margen izquierda entre el 726+100 y el 726+200 hay cinco viviendas que se van a proteger para evitar su demolición, y para ello, “se propone un tratamiento del talud que permita verticalizarlo”. 


Además, desde el punto kilométrico 726+740 hasta el final, para compatibilizar el proyecto con el planeamiento urbanístico, se prevé “en la margen derecha se propone un muro que reduzca la ocupación y permita el mantenimiento de los viales actuales y futuros”.


De momento se desconoce la fecha en la que podrían comenzar estos trabajos con exactitud ya que dependerá de en qué momento se corte el tráfico desde Huércal.



Temas relacionados

para ti

en destaque