El calor provoca la llegada de plagas de mosquitos y cucarachas

Los expertos recomiendan la prevención para frenarlas

Las alcantarillas, uno de los refugios de las cucarachas
Las alcantarillas, uno de los refugios de las cucarachas

La llegada del calor, que ha sido sofocante durante más de la mitad del mes de junio, ha tenido como efecto colateral la aparición de plagas típicas del verano como son las de moscas, mosquitos y cucarachas, que campan a sus anchas en numerosos municipios almerienses.


La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental  (Anecpla), ha advertido que las condiciones que se han dado, y se seguirán dando durante los próximos meses, son propicias para el desarrollo de estas molestas plagas, y recomiendan la adopción de medidas, tanto en el ámbito privado como desde el público, para poner freno a esa proliferación.


Caldo de cultivo 
Milagros Fernández, directora general de Anecpla, explica que las altas temperaturas, como las sufridas en las últimas semanas con la ola de calor, “constituyen al caldo de cultivo ideal para determinadas especies como los mosquitos -el común y el tigre- las moscas y las cucarachas”.


El caso de estas últimas es uno de los problemas que más inquieta a los ciudadanos, tanto en la capital como en buena parte de los núcleos costeros al multiplicarse la población y por tanto la presencia de residuos. Desde Anecpla se recuerda que estos insectos, desde su aparición, se reproducen con gran rapidez y son transmisoras de enfermedades como la salmonelosis o la disentería.


Fernández considera que eliminar esta plaga es un asunto de primer orden “especialmente para los responsables del sector hostelero porque la presencia de cucarachas en establecimientos o su entorno provoca perjuicios económicos”.


Prevenir
Entre las medidas que se proponen desde las empresas de sanidad ambiental está en primer lugar la prevención, como una adecuada gestión de los residuos para evitar restos de comida en zonas abiertas, cerrar bien las bolsas de basura para impedir los malos olores, ventilar adecuadamente las viviendas, evitar el agua estancada o las luces subacuáticas en las piscinas y vigilar a las mascotas. Para las cucarachas se apela también a sellar las grietas en lavabos, fregaderos, sumideros o zócalos, revisar los desagües y eliminar las malas hierbas y los escombros.


Se espera además un ‘largo verano’ con temperaturas elevadas hasta casi entrado el otoño en octubre, lo que puede prolongar la presencia de este tipo de plagas.


 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería