Once ciclistas muertos en accidentes desde el año 2011

Almería es la provincia con mayor número de accidentes con bicicletas de toda la comunidad autónoma

Un aficionado sube hacia Felix
Un aficionado sube hacia Felix
Javier Pajarón 03:00 • 12 jun. 2017

Cuando los bomberos excarcelaron el cuerpo del ciclista, atrapado bajo la estructura retorcida de un turismo, el joven africano yacía ya sin vida. Eran apenas las siete de la mañana de un mes de mayo en Roquetas de Mar y, como tantos otros trabajadores, el africano consumía pedalada a pedalada el camino hacia su puesto. Su muerte recordó la vulnerabilidad de los ciclistas en carretera y engordó la nómina de fallecidos en la provincia de Almería durante el último lustro, particularmente dañino para los usuarios del manillar y las dos ruedas.


En el periodo comprendido entre 2011 y 2016, los accidentes registrados en vías urbanas e interurbanas de Almería se cobraron la vida de 11 ciclistas, todos ellos varones, según estadísticas oficiales de la Jefatura Provincial de Tráfico.
El curso 2015 cerró con las peores cifras de los últimos años con cuatro muertos, nueve heridos hospitalizados y 42 heridos leves. Almería acumuló ese ejercicio la mitad de las víctimas mortales de la comunidad autónoma en esta materia.


Y no es casualidad. Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) citados por el diario El País, Almería es la provincia andaluza con más accidentes con bicicletas implicadas entre 2011 y 2015. Esto es, más de 220 incidentes registrados, muy por delante de otras zonas más pobladas de la comunidad como Sevilla, Málaga o Cádiz.


Factores de riesgo
Los informes de la DGT no detectan un factor predominante en los accidentes con ciclistas como víctimas. Más aún, revelan una amplia variedad de situaciones e infracciones cometidas en estos siniestros. 




Ahora bien, Almería presenta una peculiaridad que ha influido tradicionalmente en la siniestralidad vial con los ciclistas. Cientos de trabajadores (la mayoría de origen extranjero) utilizan la bicicleta para desplazarse a sus puestos de trabajo en los diseminados de invernaderos de la provincia, ya que es un medio barato y ágil para determinados caminos en entornos rurales.


Este tránsito constante se ha combinado con las imprudencias de los conductores y ciertas condiciones de escasa visibilidad para terminar en tragedia. De hecho, según datos de la Jefatura Provincial de Tráfico, durante el año pasado se anotaron 64 accidentes con bicicletas, el 35 por ciento en circunstancias de “conducción nocturna”. Aunque en 2016 solo un ciclista perdió la vida en las carreteras de la provincia de Almería, otros 12 terminaron hospitalizados y 55 resultaron heridos leves en accidentes de circulación. 


Los últimos accidentes mortales con ciclistas como víctimas, la popularidad de las bicis entre los ciudadanos y la necesidad de adaptarse a los nuevos riesgos ha empujado al Ministerio del Interior a lanzar un plan especial de vigilancia y seguridad en esta materia.


Un plan especial
La Dirección General de Tráfico (DGT), la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil  y las policías locales aumentan sus controles para evitar nuevos siniestros con ciclistas implicados. Según informa el Ministerio del Interior, “la Guardia Civil incrementará la vigilancia en aquellas vías secundarias sobre las que se tenga conocimiento de mayor afluencia de ciclistas durante los fines de semana”.  También se van a realizar “un aumento de los controles de alcohol y drogas durante la mañana de los sábados y domingos en carreteras convencionales”.


Estas medidas inmediatas suponen un esfuerzo para la identificación de las vías con mayor tránsito de bicicletas. En Almería pueden identificarse dos ámbitos. Por una lado, las carreteras usadas por los trabajadores del campo especialmente en los diseminados de invernaderos del Poniente y Levante. Y, por otro lado, aquellas rutas ciclistas frecuentadas por aficionados al deporte.


Además, paralelamente Interior trabaja en “propuestas de experiencias piloto para la puesta en práctica y evaluación de nuevas medidas innovadoras para la mejora de la seguridad de los ciclistas, para proporcionar un espacio seguro en los desplazamientos, tales como señales inteligentes o marcas de separación de 1,5 metros”.


Los carriles bicis de la provincia han ganado espacio en los municipios para facilitar el desplazamiento y mejorar la convivencia con otros vehículos. En cambio, Almería no está en la lista de “rutas ciclistas seguras” que avala la DGT y que permite (y anima) a los ciudadanos realizar ejercicio sin el riesgo de toparse con un coche o camión a su paso. El 72 por ciento de los accidentes con ciclistas durante el año 2015 se produjeron en vías interurbanas, según datos oficiales de la DGT.
 



Temas relacionados

para ti

en destaque