Proyecto pionero del CEIP Mar Mediterráneo para transformar su patio escolar

La iniciativa busca repensar los espacios exteriores para que sean más verdes y más inclusivos

El CEIP Mar Mediterráneo, pionero en Andalucía con la transformación de su patio escolar.
El CEIP Mar Mediterráneo, pionero en Andalucía con la transformación de su patio escolar. La Voz

El curso 2018-2019 ha introducido una importante novedad en el CEIP Mar Mediterráneo: la puesta en marcha del proyecto “Sueño Mediterráneo, nuestro patio”, que busca la transformación de su patio escolar, para crear un espacio más verde e inclusivo, donde la diversidad funcional o el género no supongan un factor de desigualdad y donde niños y niñas puedan jugar y aprender de manera creativa.


Proyecto pionero andaluz

Aunque existen iniciativas similares en nuestra comunidad autónoma, como la transformación de los patios de las escuelas infantiles de Granada Educa, no se conoce ninguna del alcance de la que se plantea el CEIP Mar Mediterráneo, con dos patios (infantil y primaria) y un alumnado con necesidades muy diversas (que se reflejarán en los nuevos espacios), transformación integral que sí se han realizado en otras comunidades autónomas.


El proyecto supone un reto, además, por su carácter participativo, ingrediente fundamental de “Sueño Mediterráneo, nuestro patio”, involucrando a alumnado, profesorado y familias, además de asociaciones y otros agentes sociales comprometidos con la innovación educativa. Las aportaciones de los niños y niñas son especialmente importantes en este proyecto ya que serán ellos los que disfrutarán y sacarán provecho a los nuevos espacios.


Un patio para todos y todas

La iniciativa surge tras observar, por parte del profesorado, que el actual modelo de patio escolar no sólo no responde a las necesidades de la mayor parte del alumnado, sino que incluso genera conflictos. Las pistas deportivas ocupan el 70% del espacio, mientras que son disfrutadas por un reducido grupo de alumnos con unas características concretas (casi siempre niños mayores que juegan a fútbol), obligando a la mayoría del alumnado a concentrarse en la periferia del espacio, en especial a las niñas.


Por otro lado, las sombras y las zonas verdes escasean, el disfrute real de las zonas comunes no siempre es posible para alumnado con necesidades educativas especiales (siendo un centro con dos Aulas específicas, un aula TEA) y no existen apenas espacios destinados a otro tipo de actividades como puede ser la lectura o juegos tranquilos, escalada, música, juego simbólico o contacto con la naturaleza, por poner algunos ejemplos.


En cursos anteriores ya se pusieron en marcha algunas acciones para paliar las desigualdades en el espacio y tiempo del recreo, como realizar un sistema de rotación para el uso de la pista de fútbol por parte de los distintos cursos, actividades de mediación o cambio del alumnado de los primeros cursos de primaria a un espacio más acorde a sus necesidades. Además, el programa Aldea ha creado el huerto escolar, un espacio para la concienciación ambiental y el germen de la transformación del patio en un espacio más verde. El proyecto “Sueño Mediterráneo, nuestro patio”, supone un paso más, proponiendo cambiar esas dinámicas cambiando el propio espacio.


La primera fase de un largo e ilusionante proceso

El proyecto se encuentra en la fase de diagnóstico, la primera de las cuatro que contempla, las tres restantes son la de propuestas, ejecución y evaluación. En esta fase se están estudiando las problemáticas que presenta el actual patio, las desigualdades que se dan y las necesidades que se detectan, participando  principalmente profesorado y alumnado, con la colaboración puntual de las familias y algún profesional.  En esta etapa, además, los expertos en transformación de espacios de recreo Carme Cols y Pitu Fernández visitarán el centro  para asesorar a la comunidad educativa en el análisis del espacio y su uso y ofrecer formación a familias y profesorado.


La idea de un patio más verde, con cabida para todos, con espacios diversos, donde se pueda jugar y dar clase, ha conectado con toda la comunidad educativa. Aunque se haya fijado la meta temporal para culminar el proyecto en 2020, la iniciativa ya está transformando el centro, puesto que está suponiendo una colaboración sin precedentes entre todos los agentes implicados en la comunidad educativa y con la que todo el mundo se ha volcado.


El sueño de los participantes es que esta pequeña revolución no se quede en este patio y que la ilusión se contagie a otros colegios de Almería.


La evolución del proyecto se puede seguir en la página de Facebook  y en el blog del AMPA marmediterraneoalmeria.blogspot.com

 

más leídas

últimas de Pequealmería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.