La Junta destinará 19,9M€ en 2022 a un nuevo plan de saneamiento

Carmen Crespo destaca el esfuerzo titánico del Gobierno andaluz para poner en marcha 300 obras

Carmen Crespo durante su intervención.
Carmen Crespo durante su intervención. La Voz

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha anunciado hoy en comisión parlamentaria que el Gobierno andaluz pondrá en marcha “un nuevo plan de saneamiento y depuración de núcleos entre 2.000 y 5.000 habitantes” con una previsión de presupuesto de 19,9 millones de euros para 2022 que se ejecutará “lo antes posible”. El objetivo de esta iniciativa, que contará con una dotación total plurianual de 34,7 millones de euros, es respaldar a los alcaldes de Andalucía que, como ha comentado Crespo, “a veces no pueden solos” y, “por culpa de la inacción anterior”, en ocasiones han tenido que enfrentar situaciones complicadas derivadas de la depuración de aguas residuales.


En su comparecencia, la responsable de Desarrollo Sostenible ha resaltado que la actual Junta de Andalucía está llevando a cabo “una política de depuración que no se hacía durante décadas” en esta región, donde antes se actuaba “tímidamente” en las depuradoras. Crespo ha apuntado que esta actitud contrasta con el “esfuerzo titánico” desarrollado en la actual legislatura para tener ya en marcha, “en tiempo récord”, las 300 obras de depuración declaradas de interés de la Comunidad Autónoma en 2010.


Además, la consejera ha subrayado que el Ejecutivo andaluz actual “ha posibilitado que el 2022 pueda ser el primer año en que se ejecute el 100% de lo recaudado por el canon en el año” y está realizando una importante apuesta por las aguas regeneradas que podría reportar a la Comunidad Autónoma 43,2 hectómetros cúbicos de “recursos hídricos adicionales”. Como ejemplo, Carmen Crespo ha resaltado que ya se están ejecutando las obras de cuatro depuradoras de la Axarquía malagueña (Rincón de la Victoria, Vélez-Málaga, Torrox y Arroyo Manzano) que permitirán contar con 9 hectómetros cúbicos de aguas regeneradas.



“Esta legislatura ha dado mucho de sí en la política de agua”, ha afirmado la responsable del ramo refiriéndose, entre otros hitos de los últimos tres años, a la aprobación del Pacto Andaluz por el Agua, “columna vertebral” de la política hídrica de la Junta; y a la “movilización histórica de 1.500 millones de euros en inversión pública” por parte del Gobierno andaluz, una apuesta que “está dando sus frutos en este momento y también los dará en el futuro”. Asimismo, Crespo ha puesto de relieve los “más de 800 kilómetros de cauces de ríos, arroyos y ramblas” restaurados en los últimos tres años para que, en este momento, tengan “las mejores condiciones”; y la declaración de 17 infraestructuras de abastecimiento en alta como obras de interés de la Comunidad Autónoma, una circunstancia que “jamás había ocurrido en Andalucía” y de la que se beneficiarán 3,6 millones de andaluces de 215 municipios. Al respecto, la titular de Desarrollo Sostenible ha detallado que en 2021 se han puesto en marcha todos estos proyectos y se han iniciado las obras de tres de ellos (la conexión de los Depósitos de Pipa Alta y San Cristóbal en Almería, el abastecimiento en alta de la Sierra de Huelva y el de localidades de la Sierra Sur de Sevilla).


Además de estas actuaciones, Carmen Crespo ha resaltado también la aprobación de los planes de sequía de las Cuencas Mediterráneas y del Guadalete-Barbate, a los que se sumará el plan del Tinto-Odiel-Piedras a principios de 2022; y la aprobación del Decreto de Sequía, que ha permitido, entre otras medidas, que el Gobierno andaluz vaya a actuar de emergencia en la mejora de la estación de bombeo de La Rosaleda (Málaga) “para hacerla reversible y posibilitar que desde el Guadalhorce podamos llevar agua a la Axarquía, resolviendo y garantizando el agua de abastecimiento a los municipios de esta comarca”. 



Reivindicación al Gobierno central

La consejera de Desarrollo Sostenible se ha referido también en su intervención al reparto de los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (Next Generation), lamentando que la división realizada entre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (1.000 millones de euros) y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (12.000 millones de euros) “está descompensada”. “Creemos que el regadío debería haber tenido más recursos económicos, especialmente, el regadío andaluz, para poder actuar en obras declaradas de interés del Estado”, ha afirmado Crespo, quien ha subrayado que, por su parte, el Gobierno andaluz sí presta apoyo a los agricultores para hacer frente a los retos de futuro, por ejemplo, poniendo en marcha “las primeras ayudas” a las comunidades de regantes para adaptar sus instalaciones al uso de agua regenerada.


Carmen Crespo considera que, ante la “sequía pertinaz” en la que se encuentra Andalucía, “todas las administraciones deben actuar en consecuencia para poder tener a nuestro lado recursos hídricos que nos permita afrontar el futuro con mayores garantías”. “Y esto es lo que estamos reivindicando al Gobierno de España desde la Junta de Andalucía”, ha apuntado la consejera, incidiendo en que es necesario aprovechar la “oportunidad” que suponen los fondos Next Generation para “terminar infraestructuras importantísimas de Andalucía”, declaradas de interés general de Estado, “que pueden dar solución a la situación de sequía que sufren diversas zonas de esta región”. A modo de ejemplo, ha citado que, entre otras actuaciones, se encuentran en esta situación Rules, Siles, las infraestructuras del trasvase del Tinto-Odiel-Piedras, el Túnel de San Silvestre, la Presa de Alcolea, el Canal de Trigueros, las ampliaciones de la desaladoras de Dalías y Carboneras, y la puesta en marcha de la del Bajo Almanzora.


Además, la responsable de Desarrollo Sostenible ha apuntado que ya ha solicitado una nueva reunión con el Secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, “para tratar estos temas e intentar resolver los problemas que tienen estas infraestructuras”, porque esta demanda del Gobierno andaluz “no es una cuestión de confrontación política, sino una necesidad que tiene esta tierra”. De hecho, como ha explicado Crespo, la Junta de Andalucía “ha tenido a bien” financiar el 50% de las inversiones en depuración más importantes de la Comunidad Autónoma “para que esas actuaciones se puedan realizar lo más rápidamente posible” y, para ello, firmará con el Gobierno central un convenio relativo a inversiones que están declaradas de interés del Estado. Este acuerdo hará referencia a la ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Matalascañas-Almonte (Huelva); a la EDAR y colectores en Burguillos y Guillena (Sevilla); a la EDAR de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y agrupación de vertidos y colectores en sus núcleos. Además, el Gobierno andaluz se hará cargo de la ejecución y financiación de tres actuaciones de competencia estatal de la provincia de Almería: las ampliaciones de las EDAR de El Ejido, de Adra y de Roquetas de Mar.


 

Temas relacionados
Agricultores Sostenibilidad Junta de Andalucía Parlamento de Andalucía

para ti

en destaque