Agrobío: Control preventivo para mantener a raya al pulgón y la araña

Para el mantenimiento es recomendable plantar Lobularia maritima

Sílfido adulto sobre planta de lobularia.
Sílfido adulto sobre planta de lobularia. La Voz

Actualmente, la mayoría de los cultivos, como el pimiento, inician un nuevo ciclo. Tanto A. swirskii (SWIRScontrol) como los nuevos Orius (ORIcontrol Cold y Plus), que esta campaña ha lanzado Agrobío, ya se han instalado en la mayoría de las fincas de Almería, realizando un control extraordinario de plagas predominantes como son el trip y la mosca blanca.


Sin embargo, y en función  de factores como las condiciones climáticas, la presión de otras plagas o el histórico de cada finca, es importante continuar con las sueltas de una fauna auxiliar variada y así poder mantener bajo control la entrada de otros insectos no deseados en el cultivo, como es el caso de la araña roja o el pulgón.  De hecho, está más que comprobado que para ejercer un control eficaz es fundamental establecer una estrategia preventiva.

Estrategia preventiva de pulgón
Consiste en la plantación escalonada de cereal inoculado con pulgón huésped desde el inicio, protegiendo así el cultivo de plagas como Macrosiphum, un pulgón de gran tamaño que provoca muchos daños a las plantas debido a su alimentación y a la melaza que favorece la aparición de “negrilla” o fumagina, un defecto que deprecia el valor comercial del fruto.


Muchos de los productos autorizados tanto en ecológico como en convencional para tratar el pulgón tienen efectos secundarios perjudiciales sobre los enemigos naturales, afectando considerablemente a las poblaciones de Orius, por lo cual es muy recomendable respetar las altas poblaciones previamente establecidas de este chinche depredador y realizar un buen manejo preventivo.




Para infestar el cereal del invernadero, desde la biofábrica se suministran macetas de cereal con Sitobion avenae o Rhopalosiphum padi, sirviendo de plntas reservorio una vez realizada la liberación de parasitoides como MIXcontrol.


La acción de estos auxiliares es compatible con el resto de depredadores, por lo que es conveniente combinarlos con sueltas de sírfidos, crisopas, aphidoletes y coccinelidos; todos disponibles en la gama de enemigos naturales de Agrobío.




Para el establecimiento temprano y el mantenimiento de las poblaciones a lo largo de todo el ciclo del cultivo es recomendable plantar Lobularia maritima, una especie seleccionada que Agrobío ofrece biopropagada con Orius.  Dicha planta servirá de refugio y de fuente de alimento debido a su morfología e intensa floración. Además, también actúa como planta trampa alejando del cultivo a otras plagas como el trips, que llegan atraídos por su riqueza en polen.

 

Temas relacionados
Agrobío Campaña agrícola Agricultores Pimiento

para ti

en destaque