La Junta recomienda que cada explotación agrícola tenga un plan antiCovid

Elabora una guía para prevenir la enfermedad en las zonas agrarias con temporeros

Interior de un invernadero en Almería.
Interior de un invernadero en Almería. La Voz

La guía para la prevención y el control del Covid-19 en las zonas agrarias con temporeros que ha elaborado la Junta de Andalucía recomienda que cada explotación elabore un plan de actuación específico frente a la enfermedad, que debe contemplar todas las medidas que deban ser tomadas en los diferentes escenarios posibles


La guía responde al hecho de que las explotaciones con temporeros se han convertido en uno de los principales focos de contagio del coronavirus, algo que está sucediendo en toda España y también en Almería, como demuestran los brotes en el Poniente y en Níjar.


 En ella se plantea que la distancia de seguridad, el uso de mascarilla, la higiene respiratoria o la desinfección de manos son medidas básicas que se deben tomar. También se deben limitar los contactos para, a su vez, limitarse las posibles cadenas de transmisión; debe haber limpieza y ventilación de espacios cerrados; y se pondrá en marcha la gestión de casos para la detección temprana, aislamiento y control de la transmisión mediante rastreo de contactos estrechos. 


A la hora de elaborar las medidas preventivas, entre otros puntos, el titular de la explotación debe limitar las cadenas de transmisión. Por ello, es necesario partir de las ‘cuadrillas’ como un grupo de trabajo estable sobre las que pivotarían las medidas preventivas. Sus integrantes deben estar físicamente separados tanto como sea posible y los grupos no deben mezclarse entre sí. 


El documento plantea el uso obligatorio de mascarillas en todas las actividades, salvo que su naturaleza haga que su uso sea incompatible; y se colocarán geles hidroalcohólicos de fácil acceso. En cuanto a los alojamientos,  se restringirán las visitas sin vinculación con los residentes a no ser estrictamente necesarias. Y se garantizará la provisión de jabón, papel y soluciones desinfectantes.



En el plan se definirán actuaciones para iniciar el proceso de detección, aislamiento y control sin demora en el caso de que un trabajador presente síntomas. El propietario tendrá un registro de trabajadores y es importante que se recomiende y facilite la solicitud de atención sanitaria como desplazados, para tener un centro de salud asignado y un acceso a atención primaria. Si una persona presenta síntomas de coronavirus en los alojamientos no acudirá a la explotación hasta tener una valoración médica, permaneciendo aislada. 


Tampoco acudirán los trabajadores en cuarentena o que sean casos confirmados, que también se aislarán. Finalmente, se recomienda que una vez valorado como caso sospechoso se inicie la identificación de convivientes estrecho. 

 

Temas relacionados
Mascarillas

para ti

en destaque