Retos para la gestión y el reciclado de sostenible de los residuos hortícola

Tratando de conseguir más circularidad en los procesos de producción nace el proyecto Rainwaste

Aprovechamiento de los residuos procedentes del sector hortícola: pila de compostaje.
Aprovechamiento de los residuos procedentes del sector hortícola: pila de compostaje. La Voz

El Día Mundial del Reciclaje se celebra cada año el 17 de mayo, fecha fijada por la UNESCO para recordarnos a todos la importancia de reducir, reutilizar y reciclar. Se trata de una estrategia clave para concienciar sobre la importancia de tratar los residuos de forma responsable con el fin de trabajar juntos para mejorar el medio ambiente.



La Voz


Según el art 3 de la Ley 22/20122 de residuos y suelos contaminados, un residuo es cualquier sustancia u objeto que su poseedor deseche o tenga intención de desechar.


El tipo de reciclaje más común, el que realizamos en casa, es el más visible en las campañas publicitarias. Sin embargo, hay un reciclaje que pasa más desapercibido, que tiene una enorme importancia, que es el reciclaje de residuos AGRÍCOLAS. 



En este contexto, los residuos agrícolas pueden definirse como los residuos del cultivo y de la primera transformación de productos agrícolas en bruto como frutas, verduras, carne, aves, productos lácteos y cultivos. Aunque la cantidad de desechos producidos por el sector agrícola es significativamente baja en comparación con los desechos generados por otras industrias, el potencial de contaminación de los desechos agrícolas es alto a largo plazo. La oportunidad y la viabilidad de reciclar y de reducir estos desechos viene motivada por la creciente demanda social hacia el cuidado del medio ambiente que se refleja en los nuevos conjuntos de normas y reglamentos; y el potencial para añadir valor a estos desechos, ambas dentro del paradigma de la economía circular. 


En esta línea, y tratando de conseguir una mayor circularidad en los procesos de producción agroalimentarios, tanto del sector primario, como industrial, surge el proyecto REINWASTE (de las siglas en inglés “Reconstrucción de la cadena de suministro de alimentos probando soluciones innovadoras para conseguir cero residuos inorgánicos".



La Voz


Es un proyecto del Programa de Cooperación MED 2014-2020, de la que son miembros diez entidades europeas. Desde España participan la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, a través de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (AGAPA) y el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) y la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB, Madrid). REINWASTE pretende promocionar las capacidades de innovación del Mediterráneo para desarrollar un crecimiento sostenible e inteligente, mostrando su papel en el aumento de la actividad transnacional de los clústeres y redes innovadoras de los sectores agroalimentarios clave en el área del Mediterráneo. Concretamente, el proyecto pretende que los residuos inorgánicos generados en los sistemas agroalimentarios (tales como envases, embalajes, plásticos, sacos, botellas, etc. tanto de los sistemas productivos como de la industria agroalimentaria) sean gestionados conforme al paradigma actual de la bioeconomía y la economía circular. Se quiere promover un sistema agroalimentario más sostenible a través de modelos innovadores de gestión de residuos fomentando el uso de nuevos materiales fabricados a partir de componentes biológicos, con técnicas de biotecnología, así como prácticas sostenibles de gestión.


Concretamente en Andalucía el sector hortícola bajo abrigo es el objetivo de la aplicación empírica del proyecto. La superficie ocupada por invernaderos en las provincias de Almería y Granada es más de 35.000 ha (un 90% en Almería). Este sector es pionero en innovación tecnológica y eficiencia, ya que produce más de tres millones de toneladas de productos hortícolas al año con todas las garantías de seguridad alimentaria. Es un sector referente a nivel internacional por su dinamismo, eficiencia y nivel tecnológico, y se considera como un reto al que hacen referencia todos los informes de organismos internacionales en las previsiones para el año 2050. La horticultura almeriense tiene que ser también un ejemplo en economía circular, especialmente en el aprovechamiento y disminución de los residuos orgánicos y no orgánicos.


El sector genera más de 93.000 t de residuos inorgánicos. Entre estos, los más importantes son los que proceden del mantenimiento de las estructuras de los invernaderos y los plásticos usados para acolchado. Desafortunadamente, en ocasiones, estos plásticos no son gestionados adecuadamente, contaminando suelos y acuíferos. Además, los elementos de entutorado (rafias) de los cultivos plantean graves importantes problemas a la hora de compostarlos junto con los residuos vegetales, ya que las plantas de compostaje rechazan los residuos contaminados con rafias, por estar compuestas de polipropileno (no es compostable y genera problemas en las trituradoras de residuos). Sin embargo, una correcta gestión de los residuos (tanto orgánicos como inorgánicos) generados en este sector, reporta indudablemente importantes beneficios ambientales, sociales y económicos, pues a partir de éstos se pueden obtener otros productos que generen a su vez otros servicios (compost, valorización energética, etc.)


En esta línea, y para contribuir a paliar esta problemática, en el marco del REINWASTE, el IFAPA, con la colaboración de AGAPA, así como de COEXPHAL y ECOGESTIONA, se han diseñado e implementado diversos ensayos pilotos pioneros en los que se testan nuevos materiales alternativos como acolchados y rafias biodegradables y compostables en una red de empresas hortícolas innovadoras seleccionadas de Almería y Granada, de forma que estos materiales puedan ser RECICLADOS, tras su correspondiente tratamiento e incorporados de nuevo al ciclo sin generar residuos persistentes).


Desde el proyecto REINWASTE, conscientes del nuevo contexto generado por la pandemia del COVID-19, se tienen en cuenta las limitaciones y oportunidades generadas, y poder así seguir aportando soluciones orientadas hacia una gestión más sostenible de las actividades agrarias, sustentada sobre los pilares del medioambiente, la sociedad y la economía.


En el medio y largo plazo, los retos más importantes de la cadena de valor agroalimentaria, y a los cuales contribuye de manera decisiva el proyecto REINWASTE son: (i) reducir las cantidades de residuos inorgánicos generados, (ii) mejorar la productividad, (iii) reducir los costes de producción, (iv) crear nuevas oportunidades comerciales y atributos de valor relacionados con la generación de "cero residuos" y (v) reducir en general el impacto ambiental de nuestras actividades. 



La Voz


Web del proyecto REINWASTE 


¿Te interesa la información agrícola?

La actividad económica principal en la provincia genera mucha información, nosotros recopilamos los destaques semanales en una newsletter. Si no quieres perderte lo esencial, recíbela los lunes en tu bandeja de entrada. Haz clic aquí para suscribirte. Selecciona "Agricultura2000", sigue los pasos y la recibirás en tu correo.


Si no recibes el correo, revisa tu carpeta de spam.



 

En Portada

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail