La industria auxiliar agrícola se adapta a la situación actual

Los profesionales de estos sectores son auténticos expertos en la observación de normas

Invernadero.
Invernadero. La Voz

El modelo agrícola está funcionando en toda su complejidad. Es verdad que con algunas dificultades, pero sin prescindir de nada importante. El trabajo en el invernadero y en las comercializadoras sigue adelante,atendiendo todas las exigencias obligadas por la crisis sanitaria. Pero todo lo que rodea a las más de 30.000 hectáreas de invernaderos sigue funcionando. Como es lógico, todos los servicios de gestión y de naturaleza comercial, se están realizando en términos generales, a través de teletrabajo.


Al otro lado de la cadena de valor, las grandes cadenas de distribución están reconociendo esta labor ingente, en algunos casos, de manera explícita, como la carta enviada desde Alemania por Lidl, en la que se felicita al sector hortofrutícola español y se le anima seguir trabajando de este modo mientras dure la amenza de COVID 19. Esta carta de apoyo incluye en su texto la felicitación hacia todos los agentes que están interviniendo en esta auténtica batalla por mantener la disponibilidad de alimentos. 


Para que este enorme dispositivo de producción hortofrutícola no se detenga se hace necesaria toda la industria auxiliar y la biotecnología asociada. Es difícil, pero también es preciso tener en cuenta que la agricultura intensiva almeriense está más que habituada a implementar sistemas de control orientados a la seguridad alimentaria y sus equipos profesionales son expertos en metodologías y precauciones de esta naturaleza. Cabe también recordar que el modelo agrícola almeriense, que también incluye a la costa granadina, lleva más de doce años sin que se haya detectado ninguna alerta por parte de la Agencia Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA).


El coronavirus ha planteado otras medidas, quizás mucho más rigurosas en algunos aspectos, pero similares a las ya aplicas en otros casos.


Empresas y profesionales Las empresas de control biológico siguen abasteciendo de enemigos naturales a los agricultores y a los semilleros, todo bajo estrictas medidas. Así lo explicaba en declaraciones a SER Agricultor, Pilar Santorromán, responsable de Comunicación de esta empresa.


"Todo sigue funcionando después de que aplicáramos las medidas que exige la situación. No hemos dejado de atender a los agricultores. Solo estamos teniendo algunos problemas en la exportación”,explicaba Santorromán, que subrayaba el compromiso de todo el personal.


Bioestimulantes También cabría citar como ejemplo aEcoculture Bioesciences, empresa almeriense especializada en bioestimulantes, que también mantiene su actividad, que ha querido convertir en una muestra tangible de apoyo al sector, ampliamente difundida en redes sociales,por parte de su CEO ÁngelRuiz Serna.


Igualmente, Inagro, otra firma almeriense, especializada en la fabricación de nutrientes, sigue trabajando con denuedo para asegurar la disponibilidad de sus productos en almacenes de suministros y cooperativas, como confirma su director técnico, Raúl Martínez. Además, atiende una importante actividad ex-portadora, dirigida a países como Chile o Perú.


Seipasa, empresa valenciana que atiende un mercado importante en Almería, con sus bioestimulantes, ha querido enviar también un mensaje de confianza. El propio presidente de la compañía,Pedro Peleato, aseguraba la disponibilidad de los productos de Seipasa para los agricultores.


Tampoco los obtentores de variedades vegetales ha cerrado. Las casa de semillas han combinado el teletrabajo con las medidas de precaución establecidas y mantienen su imprescindible aportación al sector hortofrutícola. En este sentido, cabe destacar que  en  Almería,funcionan actualmente más de cuarenta centros de I+D dedicadas a la mejora varietal,formando parte destacada del hub agrícola, como es el caso de Rijk Zwaan, Semillas Fitó, Top Seeds o Syngenta,entre otras. 


También  los  semilleros mantienen su actividad, bajo las condiciones derivadas dela situación. Ahora es la san-día el producto que está siendo más demandado en zonas del Poniente y, pese a los temores de descenso de consumo de esta fruta, la actividad en los semilleros parece no haberse visto afectada, según fuentes de este sector, tan sensible.


Analítica La actividad analítica es otra pieza esencial de la credibilidad de  todo el modelo y de la seguridad alimentaria, que, como se ha dicho, es una de las grandes fortalezas de la agricultura almeriense. Por ejemplo,  el Centro Universitario Analítico Municipal, CUAM, no ha cesado su actividad estos días debido con el fin de apoyar la actividad hortofrutícola. A la vez,realiza el análisis o recepción de  material,  el  control  de aguas de consumo humano o control de aguas para empresas,  entre  otras  tareas.  El CUAM ha incorporado, además, un sistema de recogida de muestras que evita el con-tacto directo entre personas.

 

En Portada

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail