Nesidiocoris, contra la tutta, el arma más absoluta

Es una de las plagas más dañinas e importantes que han aparecido en los últimos años

Diferentes fotos de plantas de tomate con daños.
Diferentes fotos de plantas de tomate con daños. La Voz

La Tuta absoluta es una de las plagas más dañinas e importantes que han aparecido en los últimos años en Europa, arrasando plantaciones enteras de tomates, causando importantísimas pérdidas a los agricultores, pudiendo en muchos casos llegar a provocar su ruina por ser incapaz de controlar esta dañina plaga.


Al igual que ocurre en el resto de cultivos hortícolas, sin ninguna duda, la mejor herramienta y más eficaz en la lucha contra la tuta es el control biológico, la naturaleza nos ofrece las armas y las soluciones a los problemas que nos plantea y tenemos que saber aprovecharlas al máximo.


Las sueltas de Nesidiocoris en el semillero, se plantea como la mejor arma en la lucha contra la tuta y otras plagas, su instalación temprana en el cultivo, permite una lucha eficaz contra la plaga desde la plantación del cultivo que ya será continua durante toda la campaña.


Tanto en las sueltas que se realizan en el semillero, como en la biofábrica donde se reproduce Nesidiocoris, se alimenta al mismo con huevos de Ephestia sp., con ello se pretende una alimentación de Nesidiocoris tenuis con alto contenido en proteínas y se consigue una alta tasa de reproducción del mismo y un desarrollo rápido de las ninfas hacia el estado adulto. La producción de Nesidiocoris con Ephestia de calidad permitirá que la instalación y posterior depredación en campo sean más eficientes.


Nesidiocoris, como todas las especies de organismos vivos, buscan todo aquello que les proporcione mejor alimentación para conseguir el mayor desarrollo en el menor tiempo posible, por tanto, busca y se alimenta intensamente de estos huevos de Ephestia.      

Ephestia kuehniella, también conocida como polilla mediterránea de la harina, es un lepidoptero muy similar a la tuta en cuanto a tamaño, ciclo de vida, etc , por tanto de la misma manera, los huevos de tuta son un excelente y apetecible alimento para Nesidiocoris.


 

En Portada

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail