La siembra se adelanta para poder pagar el coste del inicio de campaña

Mil millones de plantones alimentan al campo almeriense

Los semilleros investigan cada año cientos de nuevos productos
Los semilleros investigan cada año cientos de nuevos productos La Voz

La nueva campaña del sector hortofrutícola almeriense ya está en marcha, aunque los primeros productos no saldrán a la venta hasta finales de septiembre o principios de octubre. Pero los agricultores no han estado de vacaciones y llevan desde el pasado mes de julio sembrando para abordar la nueva temporada.


Este año se da la circunstancia de que buena parte de las fincas han adelantado las fechas de plantación; se trata de adelantar la campaña en dos o tres semanas con respecto a las fechas habituales, y el objetivo es empezar a generar ingresos cuanto antes mejor.


Resaca económica
Tanto el gerente de la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería, Luis Miguel Fernández, como el secretario provincial de Coag (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de Almería), Andrés Góngora, coinciden en señalar que ese adelanto se produce porque la anterior campaña se cerró con un nuevo descenso en la rentabilidad de los agricultores.


“Con la cuenta de resultados bajo mínimos, es necesario volver a invertir en los preparativos de la nueva temporada y el agricultor necesita generar ingresos lo antes posible para no seguir incrementando el nivel de endeudamiento actual”, explican ambos dirigentes.


Siembra adelantada
Con esas premisas, la campaña de siembras se adelantó a primeros de julio, en algunos casos incluso finales del mes de junio, con el pimiento de la variedad California, al que han ido siguiendo el resto de variedades. A finales de agosto prácticamente se ha sembrado ya la totalidad del pimiento que cultivará Almería este año.


Las empresas de semillas y los propios agricultores reconocen que el pimiento será el producto estrella de este ejercicio que comienza. Francisco de la Torre, director técnico de Tecnobioplant, señala que “para esta campaña el pimiento se perfila como la hortaliza con un cultivo más extendido en la provincia, con un incremento de superficie de entre un 8 y un 10 por ciento aproximadamente”.


Abunda en ello Andrés Góngora en que  el pimiento, junto al calabacín y la berenjena, serán los productos con un mayor incremento de superficie cultivada; el pimiento, de hecho, se convertirá en el producto con una mayor producción esta campaña.


Freno al tomate
Un año más el producto con un menor crecimiento volverá a ser el tomate, especialmente el suelto y el tomate cherry, con una reducción del cultivo que estará en torno al diez por ciento. En el caso del suelto porque la competencia marroquí ha crecido y los precios se han resentido en los últimos dos o tres ejercicios.


En el del tomate cherry porque los costes de la mano de obra son sensiblemente superiores a otras variedades. El secretario provincial de Coag explica que para el cultivo de una hectárea de cherry se precisan entre cuatro y cinco trabajadores, mientras que para una hectárea de otras variedades, o de pimiento, sólo son necesarias una o dos personas.


La superficie
Las casas de semillas señalan que en cuanto a volumen global de plantones no habrá grandes diferencias respecto a la campaña anterior, básicamente porque no hay un incremento sensible de las superficies cultivadas. En el caso del Poniente prácticamente están estabilizadas y en el de Níjar y Levante hay un incremento pero de apenas un centenar de nuevas hectáreas.


El resto de los cultivos son los que ya existían la campaña anterior, aunque en muchos casos se ha optado por realizar reformas y obras de modernización para tratar de obtener mayor productividad.

 

I Love Bichos
Esta debe ser la campaña de generalización del control biológico, o al menos ese es el objetivo que se ha propuesto la Interprofesional de Frutas y Hortalizas (Hortyfruta) con su campaña ‘I love bichos’. Los agricultores están por la labor por lo que supone de producción saludable y por la imagen positiva que genera en los mercados.


Semilleros
La Asociación Nacional de Obtentores Vegetales (ANOVE) ha señalado que desde las empresas del sector de los semilleros que operan en la provincia de Almería saldrán este año algo más de mil millones de plantones destinados al sector hortofrutícola, el de mayor demanda de este tipo de productos en todo el país.


Tal volumen de plantas, listas para ser sembradas en los invernaderos, se justifica por el hecho de que Almería es en la actualidad la primera potencia a nivel nacional de producción hortícola. Por la misma razón se produce el hecho de que en la provincia existen al menos una docena de centros de investigación de nuevas variedades y especies hortícolas y otros de otras especialidades.


ANOVE reúne casi a la totalidad de este tipo de empresas, un número que se aproxima al medio centenar que comercializan cada año plantas por un valor cercano a los 200 millones de euros. La organización empresarial destaca que el 40 por ciento del personal de los centros de desarrollo de semillas está dedicado exclusivamente a la investigación, un porcentaje que supera a industrias potencialmente innovadoras como las farmacéuticos o las de la informática.


Francisco de la Torre, director técnico de la empresa de semillas Tecnobioplant, afirma que el trabajo que se desarrolla en la provincia requiere un conocimiento previo de las tendencias de los productores y un análisis de la demanda para poder atender las peticiones que se reciben en el semillero, un esfuerzo que se ve recompensado con la confianza de los agricultores y con la eficiencia en poner a su disposición lo que piden.


El esfuerzo en la investigación de empresas como Fitó permiten que cada año salgan al campo almeriense en torno a 250 nuevas variedades, aunque el trabajo es arduo porque “cada año se trabaja sobre unas 500 variedades híbridas de las que al final sólo salen una o dos”.

 

En Portada

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail