Un barco frutero desde el invernadero a Europa: parece que ahora sí

Jesús Caicedo se marca un calendario con comercializadoras, logística y cadenas alimentarias

Encuentro mantenido ayer en el Puerto con empresas hortofrutícolas interesadas en el transporte marítimo.
Encuentro mantenido ayer en el Puerto con empresas hortofrutícolas interesadas en el transporte marítimo.

La viabilidad de que fructifique, por fin, después de innumerables intentos, un barco frutero y verdulero de Almería a Europa dependerá de que en las próximas semanas se pongan de acuerdo todas las partes de este negocio agroalimentario: las comercializadoras, las empresas logísticas y los compradores representados por las grandes distribuidoras europeas tipo Aldi, Lidl o Macro.


La logística ha cambiado en los últimos años en el sector hortícola: si ante eran las comercializadoras las que arreglaban los portes, en los últimos años ha cambiado la tendencia y son las grandes cadenas las que eligen cómo quieren que les llegue la mercancía.


El supuesto poder del transporte por carretera para frenar la logística marítima y explicar los repetidos fracasos de este modelo de envíos, tampoco parece que tenga razón de ser puesto que se trataría de un modelo de transporte combinado en el que el camión también tendría su espacio a bordo del barco.

El presidente  de la Autoridad Portuaria, Jesús Caicedo, se ha planteado como gran reto de su labor de dirección el de conseguir que las frutas y hortalizas del invernadero almerienses puedan aprovechar la logística portuaria, “como está ocurriendo con la piedra de Cosentino que ha obtenido un efecto rebote con los contenedores y ya hay cuarenta empresas que también utilizan esta línea”.


Aunque la anterior presidenta, Carmen Ortiz, ya impulsó el actual proyecto para unir Almería con el Puerto francés de Sete, Caicedo puntualiza que “aún queda mucho por planificar para que se haga realidad”. El presidente se plantea cerrar un acuerdo con todas las partes a mediados de agosto, a través de una mesa de negociaciones con las distintas patas de este negocio.


El presidente de la Autoridad Portuaria, Jesús Caicedo, está propiciando una serie de reuniones con todos los agentes empresariales que, de una u otra forma, tienen algo que decir y decidir a propósito del proyecto de un servicio marítimo regular de transporte de frutas y hortalizas entre los puertos de Almería y Sète (Francia), y desde dicho puerto francés, distribuir la mercancía por los mercados de toda Europa.


  Consignatarias   Con el objetivo de que dicho proyecto se pueda poner en marcha cuanto antes, desde hace unas semanas se están intensificando los encuentros con directivos de empresas comercializadoras hortofrutícolas y con asociaciones como Coexphal, reuniones en las que también participan de forma activa agentes de las consignatarias de buques que operan en el Puerto de Almería –Ronco & Cia. y López Guillén-, así como de la empresa de transportes y logística JCarrión.

En cualquier caso, según han precisado los participantes en estos encuentros, el proyecto está abierto a todas las empresas agrícolas y de transportes que tengan interés en sumarse a él.  


En este sentido, las reuniones se han abierto a representantes de cadenas europeas de supermercados, ya que la intención es implicar en el proyecto a la gran distribución que comercializa productos de Almería, y que en última instancia es la receptora de los productos frescos.


El objetivo es que el proyecto se ponga en marcha a lo largo de la campaña hortofrutícola 2019-2020.


Dos envíos por semana  de Almería a Sète

El proyecto –denominado Fresh Fruit And Vegetables Logistics (FFVL)- tiene por objetivo poner en marcha un servicio de transporte intermodal para la distribución por Europa de frutas y verduras desde el sureste español. Contempla que una parte del recorrido, que actualmente se realiza por carretera, se desarrolle por vía marítima, sin que la combinación camión-barco que se plantea afecte a los periodos de entrega de las mercancías en los mercados de Centroeuropa y Europa del Norte. Consiste en el establecimiento de un servicio regular de dos envíos por semana entre Almería y Séte con un buque tipo ro-ro con capacidad para cien camiones frigoríficos.

 

En Portada

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail