La certificación de los insumos y las expectativas de la firma isotópica

Más allá del debate, los asistentes ampliaron el panorama del tema con sus preguntas

Los asistentes realizaron valiosas aportaciones al debate.
Los asistentes realizaron valiosas aportaciones al debate. La Voz

El quinto debate de Agroateneo suscitó interesantes cuestiones aportadas por los asistentes, que sirvieron para prolongar el coloquio y adentrarse en aspectos sobradamente interesantes.  por ejemplo, Fernando Castillo, de la empresa Vellsam planteó la imprescindible necesidad de asegurar la trazabilidad en los productos fertilizantes que se ponen al alcance del agricultor certificados para la producción ecológica. De hecho, en su propia experiencia profesional ha detectado casos dudosos en ese sentido. 


Al respecto de esta cuestión, José Manuel Moreno Rojas explicó las fases del proyecto sobre la firma isotópica de nitrógeno en la que entraron en juego los productos utilizados por agricultores de ecológico, encontrando en algunos casos lagunas en cuanto a la certificación.  De hecho, encontraron en sus estudios de campo casos de agricultores comprometidos con la producción ecológica cuyos cultivos presentaban niveles bajísimos del isótopo 15, posiblemente por el uso de productos que aportaban nitrógeno de origen sintético que no estaba debidamente detallado en la formulación.       


El concejal de Agricultura del Ayuntamiento de El Ejido, Manuel Gómez Galera, que destacó la importancia y el nivel del debate, preguntó por el  horizonte temporal del estudio que se está desarrollando, convencido de la importancia que la producción ecológica representa para el futuro de la agricultura almeriense. Además de las explicaciones que a esta cuestión ofreció Moreno Rojas en cuanto al horizonte temporal del proyecto, Gregorio Monsalvo insistió al hilo de esta pregunta en la necesidad de realizar un estudio estadístico potente con el fin de establecer con toda solvencia los parámetros que permitirían identificar la autenticidad de una producción ecológica. Además, quiso subrayar la importancia de las iniciativas legislativas en materia de certificación de insumos para producción ecológica, valorando positivamente la nueva normativa española . Normativa que, a su juicio adolece de no ser obligatoria.


Francisco Petit, técnico de la Sección de Hortícolas  de ANOVE preguntó por la proyección del concepto de la firma isotópica de nitrógeno en la semilla. Moreno Rojas explicó al respecto que en la primera fase del proyecto se estudio la presencia del nitrógeno 15 en los distintos ámbitos de la planta, incluyendo también a la semilla, comprobando que eran idénticos en cada ejemplar.


Los isótopos de nitrógeno son la clave

Según explica José Manuel Moreno Rojas en artículos divulgativos, en la naturaleza aparecen dos isótopos estables de Nitrógeno, 14N y 15N, siendo el segundo el isótopo pesado y minoritario (0,366%). Al determinar la huella isotópica de nitrógeno de una cosecha, se hace una comparación de la proporción del isótopo 15N presente en dicha cosecha con la proporción presente en el aire. Esto se calcula mediante el parámetro DELTA (δ15N), y a partir del resultado obtenido, las investigaciones parecen indicar que es posible conocer el tipo de fertilización nitrogenada que ha recibido dicha cosecha. Los fertilizantes nitrogenados de síntesis tienen siempre valores de δ15N próximos a cero, ya que se obtienen mediante reacciones químicas a partir del nitrógeno del aire. 



En Portada

Newsletter

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail
Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.