El invernadero ‘all year round’ de Níjar

Inverca diseña una finca de alta tecnología para cultivar en distintas fases del año

El invernadero ‘all year round’ de Níjar
  • Imagen de la estructura de invernaderos que Inverca está construyendo en Campohermoso.
  • Agricultura 2000
  • Marco Rueda
  • 05.09.2018

Una de las tendencias que empiezan a dominar el campo almeriense es la de abastecer a los supermercados europeos durante los doce meses del año. Las empresas hortofrutícolas se afanan por vender frutas y hortalizas de enero a diciembre, para lo que se esfuerzan en diversificar sus zonas de cultivo –en el interior, en la montaña, en la costa- o, directamente, mediante la compra de género a otros productores para su posterior venta a sus clientes directos. Un esfuerzo añadido que las empresas realizan para custodiar a sus socios comerciales, a los que tratan de surtir de los mismos productos –sea tomate, pimiento o cualquier otro- durante el máximo periodo de tiempo posible. A menudo, esto redunda en relaciones más duraderas y estables con los clientes, según explican fuentes autorizadas del sector. 


Algunas de las empresas más audaces del campo han encontrado, sin embargo, una vía distinta a la deslocalización de la externalización de la producción para contentar a sus clientes. Su apuesta se basa en invernaderos de alta tecnología, divididos en módulos en los que se pueda realizar un manejo del cultivo distinto, y así organizar el cultivo a lo largo de distintos ciclos. Este caso, el menos común de todos, tiene como uno de los mejores ejemplos un invernadero que se está construyendo en Níjar, en la zona de Campohermoso, para cultivar tomate rama. 


Los propietarios de la finca no han escatimado en recursos: una inversión de entre 3 y 3,5 millones de euros para este invernadero multitunel de 70.000 metros cuadrados divididos en capillas de 12,8 metros de ancho. La empresa que se encuentra detrás de esta construcción es Inverca, especializada en el diseño y fabricación de invernaderos. Aurelio Rodríguez, su responsable comercial para la zona de Almería, asegura que “hay pocos invernaderos de este estilo en Almería”. La gran peculiaridad de la instalación consiste en su división por sectores con el propósito de cultivar en distintas épocas del año. Para ello, los propietarios, una comercializadora del Levante almeriense, instalarán sistemas avanzados de control de los niveles de dióxido de carbono, nebulización, pantallas térmicas o riego automatizado.  


Además de los sistemas automatizados, que correrán a cargo de Grupo Ridder, anteriormente conocido como Hortimax. el invernadero cuenta con otras bazas que facilitarán el control del clima en el interior. Su gran altura, que alcanza hasta los cinco metros, y unos buenos sistemas de ventilación cenital y lateral, permitirán reducir en gran medida la temperatura a ras de suelo del invernadero durante los meses más cálidos del año.  


En cuanto a los materiales de obra, Aurelio Rodríguez cuenta que “todas las estructuras que tocan el suelo del cultivo son de acero galvanizado”, mientras que el plástico y los clips para la sujeción de las cubiertas estarán fabricados con polietileno. El comercial Inverca destaca “la calidad en el acabado” como su principal marca empresarial. Inverca también fue la responsable de la construcción de una serie de invernaderos experimentales para la firma japonesa de semillas Sakata Seeds en la Puebla de Vícar, en el que también contaron con la automatización de Grupo Ridder. Además, en la actualidad están inmersos en el “diseño exclusivo” de una serie de fincas agrícolas con tecnología de Himarcan para la multinacional española Ramiro Arnedo en el municipio de La Mojonera. 

Newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail

    • RECIBIR