Tanto desmonta y desmonta tanto

Llegan con más fracturas que el parte de lesiones de la filmografía de Bud Spencer

José Fernández
09:00 • 25 nov. 2022

El cada vez más incomprensible manejo de los tiempos y las informaciones que últimamente está demostrando el PSOE aconseja aplazar el juicio crítico de unas decisiones que, visto lo visto, forman parte de una secuencia de despropósitos que aún no ha culminado. Mientras Pedro Sánchez malvende el tramo final de su estancia en el gobierno obedeciendo a las desastrosas exigencias de separatistas y proterroristas, poco o nada importa ya el psicodrama interno de las primarias entre Juana o su hermana. Tanto desmonta y desmonta tanto la elección final de su cabeza de cartel para unas elecciones a las que llegan con más fracturas que el parte de lesiones de la filmografía de Bud Spencer, que podemos esperar un poco más y fijarnos en un asunto más divertido: las madresmías cataríes. Llevamos años viendo competiciones internacionales celebradas en países gobernados de muy diversas maneras y no siempre bajo los exquisitos parámetros del discurso del buenismo ecosensitivo y polisensorial y de esa absurda manía de convertir a los futbolistas en salvadores de la humanidad. Ustedes porque probablemente serán muy jóvenes, pero uno ha visto competiciones celebradas en el Méjico del PRI o la Argentina de los generales criminales, pasando por la Rusia soviética, la Norteamérica del capitalismo más implacable o la China comunista. ¿Y? Incluso quiero recordar que España organizó un Mundial en 1982, una fecha que según la nueva ley de memoria histérica es tardofranquismo por decreto. Nos faltaba, eso sí, un mundial metido con calzador y talonario en el desierto de los derechos humanos, pero eso le da igual a la FIFA, que es probablemente la organización más corrupta del planeta. Una vergüenza, sí. Pero la copa de campeón del mundo rebosa de un elixir capaz de embellecer los escenarios más cuestionables. Y si volvemos a ganar el Mundial, el discurso ético quedará más olvidado que la memoria de la candidata que pierda las primarias. 






Temas relacionados

para ti

en destaque