¿De qué parte está el PP?

Cabe preguntarse qué intereses está defendiendo el PP y a quién quiere contentar Feijóo

Juan Antonio Lorenzo
09:00 • 04 sept. 2022

El Partido Popular se puede disfrazar tantas veces como quiera de partido con sentido de Estado que tantas otras demostrará que, efectivamente, no lo tiene. De otro modo, no se entiende que haya dado la espalda a la ciudadanía votando sistemáticamente en contra de leyes que apoyan a las clases media y trabajadora, a los estudiantes o las mujeres. Así ocurrió con Casado, -que no apoyó las medidas del Gobierno para hacer frente a la pandemia, se opuso a la reforma laboral, a la subida de las pensiones o al aumento del SMI- y así sigue ocurriendo con Feijóo, que ha votado en contra de las destinadas a atajar la crisis ocasionada por la guerra de Putin. 


El presidente de los populares, además, está generando un gran desconcierto con su política del no por el no a todo. De ahí que haya sido capaz de votar en contra del Real Decreto sobre el ahorro energético, a pesar de que el resto de países europeos apliquen medidas similares, pedir posteriormente un debate en el Senado con el presidente del Gobierno y ponerle pegas poco después de anunciar Pedro Sánchez su comparecencia en la Cámara Alta. El resultado de todo esto es que desde hace tiempo ‘confusión y Partido Popular’ aparecen de corrido en la misma frase para la mayoría de la sociedad española. 


No dejaría de tener su gracia la actitud de Feijóo si no fuese porque en una situación tan extraordinaria como la que estamos viviendo todo el mundo espera que el principal partido de la oposición demuestre un poco de sentido común y solidaridad, algo que hasta ahora ha brillado por su ausencia, y abandone la política del no por el no, que no soluciona ni uno solo de los problemas que hoy sufren la clase media trabajadora y las familias.



Llegados a este punto cabe preguntarse qué intereses está defendiendo el Partido Popular y a quién quiere contentar Feijóo cuando vota en contra de de las bonificaciones del transporte, de aumentar las becas en 100 euros al mes o al poner en tela de juicio la excepción Ibérica, que ha permitido a España y Portugal abaratar la factura de la luz en hogares y empresas. ¿De qué parte está el PP, de las multinacionales o de las personas? 


El anuncio realizado en los últimos días por la presidenta de la Comisión Europea de llevar a cabo una intervención de emergencia y una reforma estructural del mercado eléctrico ante el fuerte incremento de precios, ha puesto, a mi modo de ver, dos cuestiones fundamentales sobre la mesa: el errático posicionamiento del Partido Popular –también en este asunto- y que el Gobierno de Pedro Sánchez está liderando en Europa una respuesta distinta a esta crisis y sus consecuencias en la ciudadanía.





Temas relacionados

para ti

en destaque