Final gravitatorio

“Mientras tanto,Moreno Bonilla, está mirando las estrellas y no se ocupa de lo terrenal“

Emilio Sánchez de Amo 09:00 • 02 ene. 2022

Escribió el evangelista Mateo que, tras oír a Herodes, los sabios procedentes de oriente – Reyes Magos que alegrarán a muchos niños el jueves – siguieron la estrella hasta que se detuvo donde estaba el Niño y le presentaron sus regalos. Hay quien relaciona a estos “magos” con la astronomía, estudiosos estelares pendientes de que algo extraordinario sucedía.


Hoy, pendientes, porque nos va la existencia en ello, de lidiar con algo tan ínfimo como es un virus, casi no reparamos en acontecimientos de gran magnitud, como que la NASA acaba de lanzar el mayor telescopio espacial de la historia junto con la ESA y la Agencia Espacial Canadiense. Una misión de calado para dar respuesta al origen del universo.


Algo similar ocurre con los acontecimientos político-judiciales, no estamos pendientes de ellos, pero son importantes. La jueza que investiga la presunta caja B del PP almeriense imputa a la consejera andaluza de agricultura, Carmen Crespo, además de a 19 personas vinculadas con presuntas mordidas en comisiones – 7,2 M€ según la UDEF – para garantizar adjudicaciones y eludir al fisco. Mientras tanto, Moreno Bonilla, está mirando las estrellas y no se ocupa de lo terrenal, ni da explicaciones ni asume o hace asumir responsabilidades.



Así como uno de los momentos más delicados de la misión de la NASA será cuando el telescopio comience a desplegar los escudos térmicos o la lente principal, pues un fallo puede hacer fracasar la misión, la jueza tendrá que cuidar muy bien los tiempos y cada paso procesal para que no se escabullan quienes malversan el dinero de todos. Mientras el telescopio lanzado tardará solo un mes en llegar a su órbita, a más de un millón de kilómetros de la Tierra, un lugar llamado L2, donde entran en equilibrio la influencia gravitatoria del Sol y la Tierra, las corruptelas citadas llevan dando vueltas desde 2014, ¿será que hay poderosos más influyentes que el Sol?


Escribe Eduardo Battaner en ‘Física de las noches estrelladas’ que si vas dejando atrás un árbol al andar, es que está cerca; tras cierta distancia, según cuánto debas girar la cabeza para verlo, se puede deducir a qué distancia está. Así, para divisar una estrella al avanzar, si no precisas girar la cabeza, es que está muy lejos. Esperemos que las estrellas de la Gürtel almeriense/andaluza tengan que girar muchísimo la cabeza para divisar su final gravitatorio.






Temas relacionados

para ti

en destaque