Nobles corazones africanos

“Hace tiempo que las Noches Buenas se han convertido en buenas noches“

En uno de esos resquicios de tiempo y espacio que ha encontrado el terminal de mi teléfono móvil, tras la tormenta de felicitaciones y parabienes de artiugio de estos días navideños, una apreciada y querida amiga, que aún no se ha repuesto de un largo trance y posterior duelo por el fallecimiento de su entrañable madre, me cuenta que ella y su hermana –prácticamente la única familia que le queda- van respirando poco a poco. Con sentida sinceridad me confiesa que están deseando que pasen “estas malditas fechas” que parece que no importan, pero que te encogen el estómago y te sumergen en un pozo de pesadumbre, dolor y tristeza. Semejante estado no es exclusivo de mis amigas ni de estas fiestas. Son –somos- muchos a quienes los envites del calendario y de la propia vida nos han inoculado un sentimiento contradictorio con respecto a estas celebraciones con las que, por un lado, estamos estrechamente identificados y de otra parte nos contagia de cierta alergia. Y no se trata de estar o no incluidos en los colectivos de los pro navideños y los anti. No. Es que como le comentaba a un amigo y compañero, hace tiempo que las Noches Buenas se han convertido en buenas noches, las de la cortés fórmula de todas las noches del año. Cierto es que hay tantas Navidades como personas y lugares.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/9/opinion/228482/nobles-corazones-africanos

 

Temas relacionados
Solidaridad José Luis Masegosa

para ti

en destaque