Museo de Almería: Exposición Castillo de Vélez Blanco

El patio hoy se ubica en el Metropolitano de Nueva York

He tenido la oportunidad de visitar, con mis alumnos de Patrimonio- 4º ESO-, la exposición sobre el citado Castillo que ha permanecido durante un tiempo en el Museo de Almería. Trabajando el tema en el aula y recorriendo posteriormente  los paneles en la visita guiada tuvieron la oportunidad de, además de conocer la importancia de esta comarca almeriense, adquirir conciencia sobre la necesidad de conservar y restaurar nuestro Patrimonio Cultural y Artístico. Es importante organizar muestras de este tipo para acercar a los alumnos a la historia de la provincia ya que si no la conocen para ellos no existe puesto que no la pueden apreciar. Por otra parte, tanto el  Museo Arqueológico de Almería como los demás no tienen sentido si no son vivos y organizan actividades diversas tales como exposiciones, visitas y salidas guiadas para ver in situ lo que nos exponen.


Después de la exposición los alumnos se han interesado, no sólo por el abandono y expolio del Castillo con ese Patio que hoy  se ubica en el Metropolitano de Nueva York, sino también por conocer y visitar la Comarca de los Vélez. Como sabemos, los relieves y elementos decorativos del Patio del Castillo después de un recorrido de ventas terminaron en el citado Museo Metropolitano. Opinan que tanto al Castillo de Vélez Blanco como al resto de la citada Comarca se le podría sacar más partido acercando sus tesoros, tanto naturales como históricos, a los Centros educativos que es donde se forman los futuros ciudadanos. La propuesta iba en la dirección de recorrer Vélez Blanco (Castillo de los Fajardo y esa patrimonial  Cueva de los Letreros con el símbolo almeriense del Indalo); Vélez Rubio (con su espléndida Iglesia de la Encarnación); la Chirivel romana y, por supuesto, el Parque Natural de Sierra María. Algunos chicos y chicas quedaron impactados por cómo perdimos una parte de nuestro patrimonio y de nuestra cultura. Piensan mis alumnos que el expolio fue algo que no debió permitirse y esos elementos del Castillo debieron de quedarse en su tierra de origen. Debatían sobre una Almería que siempre ha tenido gran potencial sin aprovechar por culpa del secular abandono y de la desidia de los responsables públicos. Concluimos que el expolio fue una vergüenza y es muy triste que algo de tu tierra sea propiedad de personas e instituciones ajenas a ella. El único consuelo es pensar que  tenemos un Castillo en dos continentes y que podemos contemplar una réplica del patio original. El escaneo del Patio conservado en el Metropolitan nos aporta los datos necesarios para futuras intervenciones.





 

Temas relacionados
Vélez-Blanco Museo de Almería Pedro Mena Enciso

para ti

en destaque