Barcelona bien vale una Mesa

“No tengo duda de que Aragonés y Sánchez mantienen estos días conversaciones telefónicas“

Se atribuye a Enrique de Borbón, más tarde Enrique IV de Francia, la frase “París bien vale una misa”, que resumía la conversión al catolicismo de este príncipe hugonote para poder acceder al trono galo. Desde entonces, la frase ha servido para ilustrar cómo las conveniencias se sobreponen a las convicciones. Así que, parafraseando la cita para la ocasión, podríamos decir que ‘Barcelona bien vale una Mesa’: abandonar los fanatismos para abrazar el realismo.



Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/9/opinion/221795/barcelona-bien-vale-una-mesa

 

Temas relacionados
Fernando Jáuregui Cataluña Independentismo

para ti

en destaque