Preparados, listos, ¡ya!

La COVID debe empezar a encauzarse de forma positiva, afrontando retos y asumiendo errores

La COVID debe empezar a encauzarse de forma positiva, afrontando retos, asumiendo errores y trabajando duro.
La COVID debe empezar a encauzarse de forma positiva, afrontando retos, asumiendo errores y trabajando duro. La Voz
Juan Fernández Cabezas 07:00 • 30 ago. 2021

La Feria, pese a no ser la que conocemos o la que nos hubiera gustado vivir, una vez más, será el principio y el fin de un periodo. Este año además con especial significado. Soy de carácter optimista y prefiero pensar que, aunque sea levemente, la NO Feria ha querido rozar con los dedos a la esencia de la “vieja Feria”, y es que, aún queda mucho por andar, sin embargo, parece que, poco a poco, la pandemia está perdiendo virulencia. Festividades y vacunaciones aparte, en lo que la Feria no ha cambiado es en su funcionalidad como punto y aparte del “curso” social y político de la ciudad, así que, a partir de ella, arranca el año en Almería desde todos los ámbitos profesionales y laborales: educación, sanidad, administración…


Por eso, hacemos balance del periodo anterior y nos ponemos manos a la obra para iniciar este con todas las garantías posibles desde el ámbito sindical, sin perder de vista todo lo que ha traído consigo la Covid de la mano de esta crisis global, tanto económica como social. Por eso, CSIF va a estar donde tiene que estar y no va a permitir que se den pasos atrás donde no sea estrictamente necesario.


Seguiremos reclamando el mantenimiento de los refuerzos COVID en Educación, con el comienzo del curso 2021-2022, ese ámbito al que tanto miedo se le tenía después del primer confinamiento y, sin embargo, donde se ha demostrado la profesionalidad inmensa de nuestros docentes, su vocación y el sobreesfuerzo al que se han sometido en este primer curso post coronavirus. Sin olvidar a nuestros niños y niñas, estudiantes en general, que han demostrado estar a altura y nos han dado una lección de civismo y compromiso en mayúsculas.



La pandemia

Y si hablamos de mantenimiento de refuerzos donde vamos a echar el resto es en Sanidad. Y, de hecho, me gustaría remarcar que no ha sido un reforzamiento como tal, sino que, más bien se ha cumplido escasamente con el concepto de fortalecer un sistema estructural que estaba raquítico. Y como no hay mal que por bien no venga, la pandemia ha puesto de relieve la falta tan acuciante de profesionales de todas las categorías en el sistema sanitario. Es imperativo mantener las cifras alcanzadas en pandemia y no solo reforzar las plantillas, sino revisar concienzudamente y optimizar, de una vez por todas, las condiciones laborales del colectivo que nos ha salvado, literalmente, de la muerte.



Para la Administración pura y dura, ya bien sea local, autonómica, de justicia o estatal, debemos tener claros varios aspectos y es que hay que abrazar el teletrabajo, ponerlo en valor y tipificarlo y es urgente modernizar herramientas y rejuvenecer plantillas. En este punto se está viviendo la selección natural al más puro estilo Darwin, pero desde el ámbito laboral y funcional. Aplauso también por esos trabajadores y trabajadoras y por esa adaptación exprés que ha permitido que nada se parase, cuando el mundo entero decidió echar el freno de mano a las bravas.


Y como broche final hablamos de la Empresa Privada, fundamentalmente la que ha podido resistir con el esfuerzo titánico de trabajadores y trabajadoras y también de aquellos pequeños empresarios que no se han rendido y que han tenido que vivir la cara más amarga, desde un punto de vista económico, de esta pandemia. ERTES, ceses, adaptaciones meteóricas y vaivenes normativos que han hecho de este periodo una época compleja y dura. A partir de aquí, solo queda despegar. Y extraer de este brete oportunidades que de verdad nos impulsen y reactiven en todos los polos económicos.


Así que, siéntense, abróchense los cinturones y prepárense para el viaje que comienza a partir de esta semana, porque se inicia una nueva etapa, se abre paso un nuevo camino y la catarsis económica y social que ha traído la COVID debe empezar a encauzarse de forma positiva, afrontando retos, asumiendo errores y trabajando duro. Estoy convencido que arranca un tiempo difícil, pero apasionante y CSIF va a estar en primera línea defendiendo a los suyos desde la profesionalidad y la independencia.


Temas relacionados

para ti

en destaque