Un auténtico ‘Homenaje’ a Los Coloraos

Hoy, en un país democrático y constitucional

En su primera acepción, la única aplicable a las circunstancias que nos ocupan, la Real Academia de la Lengua define “homenaje” como “acto o serie de actos que se celebran en honor de alguien o de algo”. Lamentablemente, desde que el Partido Popular rige el Ayuntamiento de Almería, el ‘tradicional’ Homenaje a Los Coloraos se viene viendo envuelto en una suerte de  descrédito que lo desnaturaliza, lo pervierte y lo diluye en un debate absurdo, ignorante e intencionado que intenta, aunque no lo logra, esconder los ‘complejos’ y reminiscencias franquistas de una formación política que a la vez que se pregona demócrata se resiste a reconocer el valor histórico y político de un hito incontestable. 


Como perfectamente ha explicado en el Homenaje ciudadano de este año Carmen Ravassa, presidenta de la Asociación para la Conmemoración del Bicentenario del Levantamiento de Los Coloraos, la denostación por parte del Orador de esta edición y del Alcalde de la utilización de La Marsellesa y el Himno de Riego en el homenaje sólo puede provenir de una ignorancia supina o de la incapacidad para asumir la Historia democrática y constitucionalista española. De ahí procede igualmente la impenitente negativa del Alcalde frente al reconocimiento del Monumento a los Mártires de la Libertad, el “Pingurucho de Los Coloraos”, como Bien de Interés Cultural y a su integración en el Catálogo Municipal de Bienes Protegidos de nuestra ciudad. 




Además de por todo lo anterior, que no es poco, resulta ineludible atribuir a la gestión del Partido Popular en el Ayuntamiento un sesgo ‘antiliberal’ o conservador propio de una antidemocrática herencia franquista. No en vano uno de los motivos aducidos por el Ayuntamiento del PP para no incluir el monumento en el citado Catálogo es que es una réplica del destruido por Franco. Irónicamente, o quizás todo lo contrario, que la actual factura del Pingurucho restituya la bárbara destrucción por la Dictadura del monumento anterior, debe restar valor al actual y motiva el desdén del Equipo de Gobierno y su voluntad de eliminarlo de su ubicación en la Plaza Vieja para trasladarlo a una ubicación menos notoria y significativa. 


No existe equidistancia ni neutralidad posible en una cuestión como la defensa de la Libertad y los valores constitucionales y democráticos frente el absolutismo. El Ayuntamiento de Almería aún mantiene símbolos antidemocráticos como el escudo preconstitucional de la Iglesia de San Roque. Si Don Ramón Fdez-Pacheco Monterreal quiere dejar claro que está del lado de los valores democráticos tiene una manera fácil de demostrarlo: retirar ese símbolo, restablecer la dignidad del Monumento a Los Mártires de la Libertad manteniéndolo en la Plaza Vieja e inscribiendo los nombres de los asesinados en las placas que permanecen en blanco esperando esos nombres, y atender a las asociaciones que solicitan que se integre a la ciudadanía en los actos de homenaje a Los Coloraos. Y, por supuesto, si no es mucho pedir, respetar y mantener la idiosincrasia del Homenaje como un acto de rendición de honores a quienes dieron su vida luchando por nuestra Libertad. 



Precisamente en unos días en los que, con motivo de la terrible tragedia de Afganistán, los valores democráticos y la Libertad adquieren un relieve especial, los responsables del Ayuntamiento de Almería deberían mostrarse indubitada y abiertamente defensores de esos valores y de la evolución histórica que nos ha llevado a convivir, hoy, en un país democrático y constitucional. 


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/9/opinion/220778/un-autentico-homenaje-a-los-coloraos

 

Temas relacionados
Plaza Vieja

para ti

en destaque