Las plazas huérfanas

“Mis recuerdos tienen nombre de plaza en toda la dimensión del vocablo”

Para muchas generaciones los mejores y más divertidos campos de fútbol de nuestra niñez y adolescencia fueron los que albergaron calles y plazas del lugar de residencia de cada cual, más aún si éste tenía su ubicación en una zona rural, en un pueblo, donde las carencias de todo tipo superaban con creces las de cualquier ciudad media, aunque en estos núcleos el asfalto y adoquines de plazoletas y algunas vías conformaban el más blando terreno de juego que  se haya conocido. Bien lo saben numerosas legiones de niños que encontraban en los prolegómenos de sus encuentros de rivalidad local el aperitivo de aquellas gloriosas o nefastas tardes, según el resultado final, de rudimentario equipamiento y de meriendas de pan con chocolate.



Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/9/opinion/220653/las-plazas-huerfanas

 

Temas relacionados
José Luis Masegosa Juegos infantiles Historia

para ti

en destaque