Conquistando nuevos derechos

El pasado lunes centenares de almerienses salieron a la calle a decir basta

El pasado 28 de junio celebramos el segundo día del Orgullo en pandemia. Una reivindicación por la libertad y el derecho a amar a quien se quiera, pero que tristemente este año se ha visto empañado por el asesinato homófobo de Samuel. A diario asistimos a los discursos de odio por parte de la ultraderecha, que sin ningún pudor señala al colectivo LGTBI como unos de sus enemigos. En el país que quieren no cabemos todos, sino solamente aquellos que comulgan con la idea de una España rancia, retrógada, anticuada y encerrada sobre sí misma e intolerante. Pero la sociedad española y la comunidad LGTBI ha dado una lección de enorme tolerancia, respeto y educación. 


El pasado lunes centenares de almerienses salieron a la calle a decir basta, a poner fin a esta escalada de agresiones, insultos y palizas por pensar diferente y amar libremente. La sociedad ha respondido, y desde la política y las instituciones debemos seguir este ejemplo y afianzar las políticas públicas en defensa de los derechos conquistados y el avance de nuevos. No basta solo con poner la bandera cada 28 de junio, hay que defender esos derechos todos los días del año. Y para ello tenemos que tener claro esa lucha y ese compromiso con las mujeres, homosexuales, trans y/o todos aquellos colectivos y personas en riesgo de exclusión o discriminación. 


Desde aquí quiero poner en valor el compromiso del Gobierno progresista de España, liderado por Pedro Sánchez, que ha dado luz verde a dos leyes fundamentales para avanzar hacia una sociedad más igualitaria y tolerante: la Ley para la igualdad Real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI; y la Ley Orgánica de garantía integral de la libertad sexual, conocida como la “ley del solo sí es sí”. 



Ambas leyes, que han generado un intenso debate social, no es más que la constatación del avance de nuestra sociedad, un paso de gigante en la conquista de nuevos derechos. La llamada “ley trans” viene a poner luz y justicia a la situación de exclusión y su-frimiento de las personas transexuales, estigmatizadas durante mucho tiempo por el mero hecho de nacer en un cuerpo con el que no se sienten identificados o identificadas. Legislar y ampliar sus derechos es un compromiso socialista y del gobierno, que ha aprobado en Consejo de Ministros un texto histórico, no solo para la comunidad LGTBI sino para el conjunto de la sociedad. Sólo con la plena igualdad entre cuidadanos podremos avanzar y frenar a la ultraderecha y sus mensajes de odio. O llegamos todas o no llegamos ninguna: habrá ley trans. 


Las agresiones hacia el colectivo LGTBI se suman a las que sufren diariamente miles de mujeres. Aún tenemos en mente la violación de “La Manada” en 2016, que produjo que tanto el movimiento feminista como el conjunto de la sociedad española se volcaran en pedir una legislación efectiva que protegiera a las mujeres de agresiones y violaciones. No podremos impedir todas ellas, pero con esta ley evitaremos el sufrimiento de muchas mujeres y haremos justicia con quienes padezcan esta atrocidad. 



En lo que llevamos de año, 24 mujeres han sido asesinadas y se han producido más de 9.000 llamadas al servicio de atención a las víctimas de violencia de género. Nos violan, nos agreden y nos matan por el mero hecho de ser mujer. Las agresiones hacia las mujeres están aumentando de forma muy preocupante, al igual que hacia el colectivo LGTBI. Esto solo lo podemos combatir con leyes y condenando, todos juntos, la intolerancia y la violencia. Solo así habremos conquistado realmente estos nuevos derechos. Por Samuel y por todas las víctimas de la intolerancia.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/9/opinion/218079/conquistando-nuevos-derechos

 

Temas relacionados
Adriana Valverde LGTBI Violencia de género

para ti

en destaque