Aun lejano, el puchero siempre huele

Juan Martínez Fernández 07:00 • 19 may. 2021

Decía mi abuelo que, los españoles pensamos siempre que el Santo, cuanto más lejano es más milagrero; y a fe que, aun no siendo cierto, lo que no cabe duda es que sus mentores, son mucho más sorprendentes. Eso nos está ocurriendo a los andaluces que vivimos lejos de nuestra tierra con las elecciones que el PSOE está preparando – y mantengo lo de “preparando”, con comillas – para elegir a su presidente. Después de lo de Madrid, no están las cosas para mangoneos; y ¡Vive Dios! Que lo de las primarias, cuando menos, lo aparenta.

Aún se huelen en el ambiente los efluvios del “Puchero” con el que hubo intentos de cocinar las elecciones en Madrid, mancillando una de las instituciones históricas de la España del desarrollo, me refiero obviamente a Correos; y ahora, resulta que están apareciendo socialistas de carnet en todos los pueblos de Andalucía – y compruebo con estupor que también en nuestra capital – cual si de hongos tras las lluvias de otoño en el Valle de Arán se tratara. Y no me preocupa en grado sumo el que aparecieran, sino el hecho de que – según leo en nuestro diario, al que escudriño todos los días – “El registro se incorporó cuando ya estaban convocadas las elecciones y después se cambió la fecha”, copio textualmente; y eso, es un fraude electoral como la copa de un pino, eso es una desvergüenza de quien lo ha permitido y dice muy poco en favor de quienes están al cargo del partido en Almería.

Si cuanto dice nuestro diario, es verdad – y conste que yo pongo la mano en el fuego por sus profesionales – inflar el censo en un 20% es una estafa a los ciudadanos que, aun no siendo militantes pueden votar por esas siglas; además de un fraude vergonzoso por la ilegalidad del mismo. Sabido es de todos los que tenemos un poco de idea de la política actual – que aun siendo lamentable, es la única que tenemos – las incorporaciones que se producen con posterioridad a la fecha de la convocatoria no deberán jamás de ser válidas, ya que el censo se cierra justo en el momento en que se convocan las primarias.



Y no es necesario que aclare mi postura de no comulgar con las siglas del socialismo, lo que es de todos conocido; pero sí que tengo derecho a opinar acerca de la legalidad y bien hacer, de todos los partidos, me afecten en cuanto a mis convicciones o no. Y les voy a ser sincero; quien sea el Presidente del PSOE en Andalucía, me importa un rábano, ahora bien, quiero que sea quien elijan, dentro de la libertad y la igualdad, los socialistas andaluces; y ¿saben Vds por qué?

Pues porque se está prodigando en demasía, desde que este Presidente está en la Moncloa – y antes de estarlo – un interés por la cocina; y en especial por el “Puchero” que solo desgracias puede traernos. Y lo peor, si en alguna de las ocasiones, quienes lo colocan al fuego, consiguen la cocción completa, ya no tendrán reparo en utilizar esas artes en las elecciones generales; y eso, ya es otro cantar pues nos afectaría a todos.



España está en una grave encrucijada desde que está mandando este gobierno, entre insensato e irresponsable; pues se están confundiendo “colectivo” y “rebaño”; y eso, aunque tendría una explicación, ya que la palabra colectivo, aún ancestral en la lengua castellana, en su uso es un producto amalgamado por la izquierda de los ochenta; y que, no significa lo mismo antes de esa fecha que después, pues un colectivo es una agrupación de individuos de distintas características y tendencias que, de forma voluntaria, acceden a formarlo; un rebaño en cabio, es una reunión de ganado, que aun siendo ovino rumiante, permite diferenciar entre cabra y oveja; y lo peor, el topónimo, está adscrito por definición de la política española a la reunión de borregos y al designio de un solo pastor. Y a mí, no me agradaría lo más mínimo tal tratamiento a almerienses, sean de la tendencia que sean. Y, por favor, confórmense Sres socialistas de Madrid, con nuestro cocido de Almería que es un majar, y dejen el “Puchero” para otros lares, pues su “Puchero”, huele muy mal; aún desde lejos.


Temas relacionados

para ti

en destaque