Por las rendijas del virus

El virus se ha adueñado de vidas y haciendas. Son muchos, demasiados, los compatriotas que todos los días mueren en las uvis, y son cientos de miles de ciudadanos que ven como sus vidas se derrumban porque sus negocios se han ido al traste, porque ya no tienen oxigeno económico para aguantar un día más. Una auténtica desgracia lo que estamos viviendo que está dañando ánimos, destruyendo expectativas e inoculando el miedo a soñar porque lo único seguro es la incertidumbre.


La pandemia ocupa buena parte de nuestras vidas, pero la vida continúa y como el Gobierno lo sabe, han hecho falta muy pocas jornadas para que nos encontremos con medidas y decisiones que en circunstancias normales hubieran sido los grandes y casi únicos asuntos a tratar en medios y tertulias.


En muy pocos días hemos visto el peculiar criterio de la ministra de Igualdad cuando una compañera está de baja maternal. “La política no para”, dijo al tiempo que calló cuando Fernando Simón realizó un mas que desafortunado comentario sobre las enfermeras. Solo cuando él pidió perdón, lanzó un tuit alabando el gesto del aludido. No hubiera esperado un minuto si ese mismo comentario lo hubiera realizado alguien ajeno al Gobierno. Para rematar su brillante tarea a favor de las mujeres, lanza un proyecto de ley trans que, con toda la razón, ha hecho saltar a las feministas de toda la vida, las de verdad. Tiempo habrá de hacer balance pero tengo para mí que la mujer española no es más libre, más autónoma, mas independiente que antes de que ella se hiciera con el Ministerio de Igualdad. Cuesta creer que Irene Montero pueda pensar que es una ministra para la inmensa mayoría de las mujeres españolas. No lo es.


Y mientras Montero enfadaba a las feministas y no feministas por su ocurrente y absurda ley trans, el PSOE, sí, el PSOE, pactaba con ERC y Podemos que el español deje de ser lengua vehicular en la enseñanza. Ni qué decir la satisfacción de ERC. Ahí está Montse Bassa cuando dijo “no queremos que el castellano sea lengua vehicular, sino que se enseñe como cualquier lengua extranjera, como el inglés o el francés”. Pues ya lo tienen -lo tenían hace tiempo- gracias a este acuerdo con un partido como es el PSOE, que dejando a Podemos ganar apoyos para los PGE, ha llegado a este extremo. Basta un acuerdo para que allí donde exista otra lengua cooficial, el español, segunda lengua del mundo, sea considerada como lengua extranjera dentro de España. Parece una broma, pero es tristemente cierto.


También es cierto que aquellos centros educativos que segreguen por sexos no recibirán ayudas públicas. La educación mixta como la segregada creo que son igual de buenas. No está escrito en ningún sitio que los chicos que solo han tenido compañeros varones y las chicas que solo han tenido chicas hayan , hayamos, tenido ningún trauma, no hemos aprendido a leer más tarde ni nadie nos ha detectado ningún trastorno ni emocional ni psicológico. ¿Por qué es tan complicado entender que cada cual puede elegir cómo y dónde educar a sus hijos?. Los que han podido elegir --ministros, consejeros, etc_- ya sabemos lo que han elegido*



La guinda final, es el afán por la verdad que ha mostrado el ejecutivo creando una comisión para controlar las noticias falsas. No hay limites, no se establecen bienes a proteger. La tal norma solo genera inseguridad y desconfianza. No estaría mal que para luchar contra lo incierto el primero que dijera siempre y a tiempo, la verdad y solo la verdad.


Como verán esto es un sinparar...


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/9/opinion/203649/por-las-rendijas-del-virus

 

Temas relacionados
Coronavirus Crisis económica Educación

para ti

en destaque