A cada santo su vela

Ni Almería ni su Universidad llevan 25 años esperando la cesión del edificio de la Tesorería General de la Seguridad Social –un inmueble del Estado, situado en el Paseo de la capital y utilizado por la Junta de Andalucía desde las transferencias autonómicas– para convertirlo en una sede de la Universidad en el centro de la ciudad. Veinticinco son los años que la Junta y el Estado llevan luchando por tener esas dependencias para sus servicios territoriales en Almería. Por lo tanto, mezclarlo con la aspiración de la Universidad de contar con una sede en el centro de la ciudad es no saber muy bien dónde se está.


La Universidad siempre ha tenido la aspiración de contar con una sede en el centro y algunos rectores pensaron en el Hospital Provincial, en el edificio de Hacienda o en el Cuartel Militar, entre otros lugares. El actual rector pensó primero en la Escuela de Arte y después planteó al subdelegado del Gobierno de España en Almería, Manuel de la Fuente, la opción del edificio de la Tesorería de la Seguridad Social, cuya planta superior visitaron una tarde de septiembre, allá por 2018.


Manuel de la Fuente informó al rector de que la Junta de Andalucía tenía cedidas por el Estado desde los años 90 la planta baja y la primera y que iba a pedir su devolución al Estado para posteriormente ceder todo el edificio a la Universidad. Ahí empezó toda la historia de la cesión del edificio de la Tesorería General de la Seguridad Social a la Universidad, en el verano de 2018, hace poco más de 2 años: ni 21, ni 24, ni 25 ni 26.


En febrero de este año, el Partido Popular pretendió aparecer como el padre y la madre de la idea, apuntándose algo que no habían hecho y en cuya génesis nada habían tenido que ver. Ahora, ocho meses después, siguen sin hacer lo que a bombo y platillo dijeron que iban a hacer: devolverle unas llaves al Estado y tomar un acuerdo en el Consejo de Gobierno para devolverle una planta del edificio. En su desfachatez, incluso le atribuyen mérito al alcalde de Almería, cuando no ha movido ni un músculo para que la Universidad tenga una sede en el centro de Almería.


Tengo una amiga que siempre me dice que al santo que hay que  ponerle una vela se le pone y al que hay que quitársela se le quita. Pues eso. 



Si mañana la delegada del Gobierno de la Junta entrega al Estado las llaves y el Consejo de Gobierno de Moreno Bonilla toma el acuerdo de entregarle la planta baja al Estado, nos alegraremos de ello. No nos molesta, al contrario: es lo que estamos deseando.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/9/opinion/202841/a-cada-santo-su-vela

 

Temas relacionados
Universidad de Almería Centro Histórico

para ti

en destaque