No me pregunte, que no le oigo

Con esta frase estrafalaria respondió Mariano Rajoy a un periodista que le preguntaba, hace unos días, por las graves revelaciones del caso Kitchen. Si a eso le sumamos las declaraciones de quien fuera Secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, alegando que su gran error fue “ser leal a miserables como Jorge, Rajoy o Cospedal” se intuye por donde va a caminar la causa judicial del espionaje a Bárcenas.


Rajoy, que va a tener que comparecer en el Congreso en la Comisión de investigación creada al efecto, y que va a ser llamado también por el juez instructor, deberá abrir bien los oídos porque en sede judicial no cuela la sordera temporal. Y su principal testigo de cargo, Francisco Martínez, va a tener que aguzar el ingenio para encontrar otra razón, más convincente que la lealtad, para saltarse la ley a la torera. La lealtad debe terminar cuando a un cargo público su superior le insta a cometer un delito.  Otra cosa es que el interesado tenga ambiciones de poder y calle para no dañar su carrera política...


Su superior, en este caso, era el catolicísimo Ministro del Interior Jorge Fernández Díaz; el mismo que concedió la medalla del mérito policial a la Virgen Nuestra Señora Santísima del Amor, al tiempo que creaba una policía política para espiar al resto de partidos o para robar al “compañero” Luis Bárcenas documentos comprometedores para dirigentes del PP.


A Casado solo se le ocurrió decir que él era, por entonces, un simple diputado por Ávila. Menos mal que el alcalde de Madrid y actual portavoz de la formación ha enmendado la banalidad asegurando que no van a desentenderse de lo ocurrido. 


De lo que se deduce que la comparecencia de Casado en la Comisión de investigación va a servir para romper cualquier lazo con Rajoy y su equipo, a los que se negará el pan y la sal. Sobre todo a María Dolores de Cospedal que aparece en las investigaciones como una de las impulsoras del espionaje con fondos reservado “por un interés personal”.



Hasta el PNV y Ciudadanos han apoyado la Comisión y solo falta por saber que hará Vox que está buscando desde hace tiempo un candidato para su moción de censura. ¡Vaya otoño que les espera a Casado a su y equipo!


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/9/opinion/200412/no-me-pregunte-que-no-le-oigo

 

Temas relacionados
Política Pablo Casado PP

para ti

en destaque