Tiburón en las aulas

En estos días de calor en los que casi es inevitable refrescarse en la playa, recuerdo una de las obras maestras de Spielberg, Tiburón, donde el jefe de policía quiere cerrar las playas y cazar a un tiburón blanco que ha matado a bañistas de Amity Island, para lo que lidia con los intereses económico-políticos de la isla, encontrando en el alcalde la negativa de cerrar las playas.


Así como aquel alcalde incitaba al baño pero sin poner límites en las playas, ni contrataba más personal que garantizara algo la seguridad de los bañistas, en Andalucía se pretende volver a las aulas en septiembre de igual modo.


Todos deseamos que nuestros niños vuelvan a clase, pero no de cualquier manera. No es posible mantener distancia de seguridad con aulas completas de 25 niños en primaria e infantil, y hasta 34 en ESO, y con exención de mascarillas en muchos casos. Y los “grupos burbuja” no evitan contagios con esas ratios.


“Si le preocupan las playas, puede hacer lo que quiera para hacerlas más seguras, pero abrirán todas este fin de semana”, le dice el alcalde al jefe de policía sin ayudarle lo más mínimo. Del mismo modo responde Moreno Bonilla a los docentes, dándoles responsabilidades sanitarias, cuando son sólo autoridad educativa, para crear protocolos de actuación sin dotar de medios necesarios. Se podrían tomar muchísimas medidas, como la cesión de espacios que los ayuntamientos tienen cerrados y así desdoblar grupos, que el alumnado de bachillerato y últimos cursos de ESO realicen teleeducación y derivar a esas aulas liberadas desdobles de cursos inferiores,…, es cuestión de voluntad política.



Así como nadie podía en las playas de “Tiburón” obligar a la gente a meterse en el agua, nadie tendrá la autoridad moral de pedirnos a las familias que enviemos a nuestros hijos a las aulas sin seguridad alguna ante una pandemia in crescendo, lo que ocasionará otro problema, unos estarán en las aulas y otros en casa, quienes puedan.


Desconozco cuándo pretenden poner de verdad medios en las aulas para que se garantice un mínimo de seguridad, espero que no sea cuando estén cubiertas de sangre, como las playas de Amity Island, a la llegada del tiburón microscópico.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/9/opinion/198157/tiburon-en-las-aulas

 

Temas relacionados
Política

más leídas

últimas de Opinión

‘Yes, we Kam’ o sea, que sí se puede

Ni pies ni cabeza



El reggaetón de Pascal

Un amigo con barco
Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería