Almeriense del PSOE pide la dimisión de una almeriense de Cs

Don Rodrigo, almeriense él, ha pedido la dimisión como presidenta del parlamento andaluz de la también almeriense Marta Bosquet. Me cuentan que un gaditano con gracia le decía, Rodrigo, “pisscha”, que es de Almería. Si no se lo dijo, se lo habría dicho. Cuando los partidos y el sectarismo priman en las relaciones políticas, ni el paisanaje se libra. Pobre Marta. Tiene que ser un paisano, un almeriense, un hombre nacido en su propia tierra la que le pida formalmente y por escrito su dimisión como presidenta. No le va aservir de nada al paisano la petición de dimisión de la paisana (aunque está por ver lo que haga Vox tras el cachondeo que se traen con ellos los puros de Cs), pero Rodrigo lo ha intentado y el rejón socialista en el costado de la presidenta anda anclado. Pobre Marta. Los militantes de Almería no la quieren como compromisaria, el almeriense Rodrigo Sánchez y el resto de la oposición no la quiere como presidenta del parlamento. Se te oscurece el panorama político, paisana. Te veo pidiendo un “favorcico” a los chicos de Abascal, esos con los que no queréis sentaros ni a tomar café, pero que gracias a sus votos estás de presidenta. Anda que como Vox diga de abstenerse en la moción del paisano, veo a tu protector y mentor político, Juan Marín, paseando por el barrio de Triana del brazo Santiago o del Iván. Lo más triste para ti, supongo, es ver cómo los problemas te los traen gente de tu misma tierra. Almerienses contra almerienses. Si entre nosotros nos comportamos así, si nos encanta estar destruyendo a los que tenemos más cerca y con nuestras misma raíces, no podemos pedir después que unamos todas las voces y voluntades en torno a un proyecto común que saque a esta provincia del ostracismo en que nos han metido los distintos gobiernos, esos que prometían que había llegado nuestro tiempo, el almeriense, pero que se iban del poder con el silencio y la cabeza gacha de los suyos. La petición de dimisión es por una cuestión política que le hace daño al PSOE, una comisión del parlamento a la que no les dio la gana acudir entre otros al expresidente Manuel Chaves y a lo que el Tsja les ha dado la razón. A partir de ahora es de suponer que las comisiones de investigación dejarán de existir si los investigados se niegan a asistir con el respaldo de la justicia andaluza.



 

Temas relacionados
Política Vox Marta Bosquet

para ti

en destaque