El Hospital Torrecárdenas tendrá árboles para decorar su entorno

Ydel parking ¿qué? Eso, ¿qué? Venimos soportando los usuarios, enfermos o acompañantes, unos aparcamientos en el entorno del hospital cercanos al tercer mundo. Una parte de los mismos no está de todo mal, justo es decirlo, la otra es de una vergüenza que raya con el tercermundismo rampante donde tiene sumergida la excelsa Junta de Andalucía a Almería desde hace más de treinta siete años. Y del parking ¿qué? Eso, ¿qué? Con el agravante, me cuentan, de que la empresa viene solicitando permiso a los políticos de Sevilla ¡ay Sevilla! para que les autoricen a echar un poco de asfalto, pagado por ellos, ojo, en esa zona donde el polvo llena nuestros zapatos, vestidos y pantalones. ¿No tendrá algún directivo del Sas una empresa de tinte y limpieza y le interese mantener unos aparcamientos sin asfaltar, con baches de todos los colores y con polvos para embarazar a zapatos, vestidos y pantalones de media Almería? No se entiende de otra manera que desde la administración de las Juntas, la de ayer y la de hoy, se le vengan poniendo problemas a la empresa adjudicataria de los aparcamientos. Y del parking ¿qué? Eso ¿qué? Dejando a un lado lo del aparcamiento y su asfalto que tanto se necesita y que estaba dispuesta a pagarlo la empresa que lo explota, habría que preocuparse de lo que supone ese parking durante la noche o la madrugada. Mal iluminado, con denuncias de inseguridad por parte de las propias trabajadoras que se han llevado más de un susto. Parece un cementerio de coches a media luz, como el tango, donde te puede bailar cualquier cosa, desde un atraco a una violación. Y del parking ¿qué? Eso ¿qué? Pues nada, que ahí sigue, tercermundista, peligroso de noche y madrugada (y no se olvide que en invierno el “Lorenzo” que  ilumina nuestra vida nos dice adiós a las seis de la tarde) y sin asfaltar en una gran parte. No me sea pesao otra vez con lo del “Y del parking ¿qué?” Pesaos ellos, y algo más que pesaos, ya que llevan años y años y no le han dado una solución al aparcamiento. Ahora se les llena la boca con nuevos edificios que ponen en marcha, lo anuncian a bombo y platillo y buscan árboles para la decoración del entorno. Bien. Pero del parking no parece preocuparse nadie ¿no se merece el pobre una comisión dentro del Sas? Parece que no. Y del parking ¿qué? Por ahora na.

 

más leídas

últimas de Opinión

Calma, las guerras, una a una



Cuando el premio es el escarnio
Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería