Repaso de Diego Castaño (Cs) por los sueldos en su ayuntamiento

Una pregunta don Diego, si usted me lo permite ¿Mientras usted les daba un repaso a los socialistas de su pueblo, les notó en la cara que les estaba preocupando lo que decía? Me lo temía. Ni se inmutaron ¿verdad? Me permite otra ¿si dependiera de usted la alcaldía de Antas, le oiríamos decir lo mismo sobre sueldos para usted y sus compañeros de partido en el ayuntamiento? ¿Está seguro de que lo haría? ¿Se lo permitirían el resto de sus concejales? Es usted una rara avis en el panorama político de nuestra provincia. Y siendo así, y diciéndolo como ha venido haciendo a lo largo de estos años, no entiendo que los vecinos de Antas no le hayan votado a usted y con mayoría absoluta. Un mirlo blanco como usted, en tiempos tan convulsos e interesados como los que estamos viviendo, no es fácil de cazar. Lo que se pierden sus vecinos al no votar a un hombre como usted. Don Diego Castaño tiene toda la razón en su crítica. El alcalde reparte sueldos y horas con una libertad que daña cualquier inteligencia. A la hora de votar en el pleno el Pp ha apoyado el punto, y es que ellos cobraban los mismos sueldos hace cuatro días. Se queja el señor Castaño de que existan dos liberados por mil quinientos cuarenta y tres mensuales brutos por cinco horas de trabajo al día. Cinco horas al día. No es mal trabajo. El alcalde tiene dedicación exclusiva y dos mil doscientos euros brutos al mes y el de cultura y por dos horas diarias de trabajo (dos diarias), seiscientos al mes. De verdad a los ayuntamientos van los políticos a servir a los ciudadanos o a servirse de ellos, da la impresión, y así lo deja caer don Diego, que cuatro liberados en un pueblo como Antas son muchos liberados. Armonizar los sueldos de los ediles con los que cobra la gente en sus trabajos particulares sería lo que habría que hacer. Y como don Diego estaba por dar caña al mono, y en este caso el mono era el Psoe municipal, los dejaba hechos unos zorros ante el tema femenino y feminista. Se les llena la boca de feminismo, pero cuando les interesa, ahí tienen ustedes los cuatro liberados en el ayuntamiento, todos hombres. ¿Y las mujeres? Si se trata de cobrar sueldos, primero ellos. Hoy el alcalde está preocupado por una sentencia por llegar y por la que hay que pagar un par de millones a una empresa. Pobres vecinos.

 

más leídas

últimas de Opinión

Movilidad inteligente



Un tren del siglo XXI para Almería

Culpables o cómplices
Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.