¿Qué entendemos por calidad educativa?

Hacemos referencia a las competencias técnicas y éticas. Además de saber Lengua o Matemáticas y ser capaces de transmitir conocimientos es preciso tener un determinado talante moral. El autista ético no nos sirve porque sabrá mucho de su asignatura, pero no vale para tratar a las personas. Hablemos, pues, de calidad: 


Calidad humana de las personas que educan. Los primeros responsables de la educación son los padres porque el hecho de engendrar a una persona supone ya el deber de formarlo como ciudadano. Pero como no todos los padres tienen esto claro, se produce un déficit de calidad familiar que se refleja en el educando en forma de importantes carencias afectivas y ausencia de referencias o modelos a imitar. Otros agentes son los maestros que, sobre todo en las primeas etapas, pasamos más horas con los niños que sus propios padres. Pero ¿Qué se entiende por buen profesor?


Bajo mi punto de vista sería aquel que sabe llegar dentro, que es  paciente, que ayuda, que prepara sus clases, que es capaz de ponerse en la situación y comprender hasta al más vulnerable de sus alumnos, que refleja humildad y que tiene claro que la razón de ser de la escuela y de su tarea diaria es la persona misma de cada uno de sus alumnos. 


Calidad de los Contenidos: ¿Qué transmitimos? No podemos enseñar todo, aunque dedicásemos la vida entera. Tenemos que seleccionar lo importante, pero ¿qué es lo que permanece generación a generación? Aquí está el quid de la cuestión, porque el mundo cambia y las necesidades también. Por eso, las instituciones de más calidad son aquellas que siempre se están replanteando sus contenidos e incluso hacen crítica al sistema, pero distinguen esos valores-esencia que son eternos pues hacen referencia a la dignidad de las personas sin exclusiones.


Calidad de las Formas: ¿Cómo enseñamos? Hay quien sabe mucho, pero no tiene capacidad pedagógica, son personas opacas y esto no puede ser bueno para el mundo educativo. Por otra parte la enseñanza ha cambiado mucho y ya no puede consistir sólo en la reproducción: “tú te callas, yo hablo; tu escuchas, yo dicto; tu memorizas, yo juzgo…” El Modelo Pedagógico se apoyará en nuevas herramientas metodológicas, pero éstas no pueden ir en detrimento de los contenidos sino todo lo contrario. Por otra parte nuestra pedagogía tampoco puede ser virtual, aunque es otro recurso muy importante, ya que para conseguir una educación personalizada es esencial la comunicación vis a vis alumno-profesor .


Calidad de los Fines: ¿Para qué educamos? Para que nuestros chavales sean personas, no simples artilugios sociales que obedecen diferentes mensajes.          



Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/9/opinion/173826/que-entendemos-por-calidad-educativa

 

más leídas

últimas de Opinión




Eres tú

ASAFAL, medalla de la provincia
Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería