Incapaces de ver bueno algo propio

Escribir en domingo electoral acarrea el condicionante argumental de no poder hacer referencia a ningún argumento político, lo cual acaba generando piezas horrísonas que se deslizan por la infame pendiente de la retórica más trillada. No hablo hoy de política, no, pero me atrevería a sugerir que mediten con serenidad entregar su voto a quien, ante el enjambre habitual de micrófonos a las puertas de un colegio electoral, despache el trance aludiendo a la presunta y manida “fiesta de la democracia”.

Qué quieren que les diga: si después de más de cuatro décadas de ejercicio democrático aún seguimos así, a lo mejor es que no hemos avanzado tanto como creemos. Por eso desvío hoy el rumbo de la columna hacia las siempre revueltas aguas de la actualidad futbolística almeriense, para destacar el, a mi juicio, ingrato final de temporada que está teniendo la UD. Almería, víctima de la tradicional incapacidad de los almerienses para reconocer como bueno algo propio. Los aficionados han despedido la temporada entre la decepción y la indiferencia, y eso que la de este año ha sido, de lejos, la mejor de los últimos años.

El desdén se debe a que no se ha alcanzado la Promoción a Primera que muchos veían al alcance de la mano, llevados de ese estado extremo de ánimo que nos hace pasar del pesimismo más fúnebre al optimismo más lisérgico. Y claro, ese aparente fracaso ha oscurecido el balance final de una temporada que todos hubiéramos firmado durante los últimos años, en donde hemos acabado dependiendo de resultados ajenos y de últimas jornadas épicas para evitar descender a 2ªB, que es lo más parecido a que se te caiga el aifón al váter. La cosa ha llegado al extremo de señalar la puerta de salida al entrenador, que es un tipo normal, y de Almería, que ha conseguido sin aspavientos y sin alterarse demasiado lo que otros con más nombre y fama no lograron: salvar la categoría sin sobresaltos. Veremos si no tenemos que recordar esta temporada en el futuro. 


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/9/opinion/172548/incapaces-de-ver-bueno-algo-propio

 

más leídas

últimas de Opinión

Carta solidaria a un gallo inocente




Por lo menos, salvemos los muebles

Almería ante el Brexit
Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería