Una almeriense, icono femenino en EEUU

Una de las últimas líneas de investigación sobre flamenco trata de la recepción de este género popular-artístico en Estados Unidos. Entre las figuras ayer olvidadas y hoy de nuevo en el foco de la actualidad flamenca, vuelve a resurgir del olvido la bolera-bailaora, cupletista y artista de varieté, la almeriense Carmen Doucet, ‘Carmencita Daucet’. Tanto las investigaciones del profesor Mora de la Universidad de Alicante, como las de los profesores José Luis Navarro y José Gelardo (Véase José Luis Navarro y José Gelardo, Carmencita Dauset. Una bailaora almeriense, La Hidra de Lerna Ediciones, Almería, 2011) de las universidades de Sevilla y Murcia, dan cuenta del impacto que tuvo esta musa en el naciente cine mudo y en la pintura impresionista de temática costumbrista. No solo Carmencita inspiró a pintores célebres (John Singer Sargent, William Merritt Chase), sino que fue una de las artistas españolas más fotografiadas a finales del siglo XIX.


Dar cuenta de ello, a la vez que dar a conocer fotos suyas desconocidas por el gran público y recientemente localizadas y publicadas, es lo que pretendemos hacer con un artículo divulgativo, como apoyo  documentado a la temática del XI Circuito ‘De peña en peña’ de la Federación Provincial de Peñas Flamencas de Almería, ‘La mujer en el flamenco’, que homenajea precisamente a Carmencita Daucet en el 150 aniversario de su nacimiento. 


Para ello, presentamos fundamentalmente a tres fotógrafos que retrataron a Carmencita a finales del XIX en Estados Unidos, con imágenes que cautivaron en Nueva York. Ellos son Napoleón Sarony, Aimé Dupont y Antonio E. Moreno. Con el apoyo de José Luis Navarro (La Musa y el Duende, nº 2, Revista Internacional de Flamenco, Julio-Agosto 2016) presentamos someramente a estos tres artistas de la imagen.


 Navarro presenta a Napoleon Sarony (1821-1896) como canadiense, fue maestro de fotógrafos en Nueva York. Arrogante y apasionado, conoció y usó las más recientes técnicas de la fotografía y encontró en el retrato de famosos su principal fuente de ingresos. En este sentido destacan las fotografías que realizó de Óscar Wilde, cuya exclusiva poseía. Dos fotos de Carmencita se conservan de este litógrafo y fotógrafo nacido en Quebec, célebre retratista además de la actriz  Sarah Bernhardt


Otro fotógrafo de la época afincado en el Nueva York de finales del XIX es Aimé Henri Louis Dupont (1842-1900),  José Luis Navarro resume su biografía, señalando que era hijo de un prestigioso fotógrafo belga, fue a la vez escultor y fotógrafo. Como escultor recibió la Legión de Honor de Francia y como fotógrafo la Medalla de Oro en la Exposición Universal de París de 1878. Emigró a Estados Unidos y abrió un estudio en Nueva York, que trasladó en 1886 a la Quinta Avenida, especializándose en el retrato de famosos en el mundo de la ópera, el teatro, la danza y la música. Retrató a Carmencita Daucet en una castiza imagen.


El tercer fotógrafo que retrató a Carmencita en la cumbre de su celebridad en Nueva York es el pintor y fotógrafo cubano Antonio E. Moreno. José Luis Navarro indica que se estableció, junto a José López, en Nueva York en 1881. Entre su equipo contó con un español, el cámara Antonio Urda. Era por tanto casi obligado que entre sus retratos estuviese el de su paisana Carmencita. Antonio Moreno Llinás, de la galería Moreno y López, situada en 4 East 14th Street de Nueva York, fotografió entre otros personajes célebres a José Martí en 1894.


1894 es precisamente el año en el que Carmencita Daucet, la almeriense Carmen Doucet, fue la primera mujer en protagonizar la primera cinta de cine mudo, tal como ha señalado recientemente Kiko Mora. Este profesor del Departamento de Comunicación y Psicología Social de la Universidad de Alicante ha investigado y descubierto posteriormente que aparece además en otra película del mismo año y que fue la primera mujer que sufrió la censura en la historia de la industria cinematográfica, al mostrar sus enaguas al final de la ejecución de un baile. 


Pero la relación de los artistas flamencos almerienses con la incipiente industria cinematográfica no termina aquí. Investigando el elenco del cuadro flamenco que interviene en dos películas de los hermanos Lumière rodadas en 1900 con motivo de la Exposición de París de 1900, Mora ha identificado entre otros artistas al concertista virgitano de guitarra clásico-flamenca Eduardo Salmerón. Ya se sabe que la diáspora forma parte de la identidad de lo almeriense.

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.