Bragado entra en la leyenda y dice adiós: “Hay que aceptarlo”

García Bragado, de 51 años, se convirtió en el atleta con más participaciones en Juegos: 8

Chuso García Bragado, de 51 años, en sus últimos Juegos.
Chuso García Bragado, de 51 años, en sus últimos Juegos. AS

Nada más traspasar la línea de salida en Sapporo, Jesús Ángel García Bragado ya había hecho historia. Era el atleta con más participaciones olímpicas de todos los tiempos. Ocho, desde Barcelona 1992 hasta Tokio 2020, en el año 2021. Ningunos Juegos se ha perdido Chuso, ya con 51 años, que terminó en el puesto 35º (4h10:03) de unos 50 kilómetros marcha durísimos en Sapporo, con humedad y calor.


“El cuerpo me pedía parar, pero me iba a arrepentir”, reflexionaba Bragado, que sólo había abandonado en una (Atlanta 1996) de sus siete participaciones olímpicas hasta ahora. En la octava no lo iba a hacer. Chuso, con los focos de las cámaras muy pendientes, por algo es leyenda, salió desde muy atrás. En el puesto 51º. Marchando casi a 5:00 cada 1.000. Y trató de hacer su estrategia clásica, recoger cadáveres. Pero esta vez llegó hasta el 35º.


“Es el momento de la retirada, hay que entenderlo. Me hubiera gustado hacerlo muchísimo mejor, pero hay que aceptar la edad y ahora comienza una nueva vida”, comentaba en meta El Hombre de Mármol.



Currículum de lujo y longevidad

De sus participaciones olímpicas, los mejores puestos son los de Atenas 2004 (5º) y Pekín 2008 (4º). Chuso deja atrás también cuatro medallas en Mundiales (oro en Stuttgart 1993 y platas en Atenas 1997, Edmonton 2001 y Berlín 2009) y dos podios europeos (Múnich 2002 y Gotembugo 2006), pero más allá de su pedazo de currículum, Bragado será recordado por su longevidad y por su personalidad combativa, ejemplo para generaciones futuras.



“Compito con marchadores que podrían ser mis hijos”, ha bromeado muchas veces el marchador de Canillejas (Madrid), podólogo de profesión y afincado desde hace tiempo en Barcelona. Muchas veces estuvo cerca de dejarlo, pero al final siempre regresaba. En Sapporo parece que si es su adiós definitivo: “Este será el último dorsal que me ponga”. Sea así o no, ya ha hecho historia en el atletismo y en el deporte, y no sólo a nivel nacional. Bragado es leyenda mundial. Un ejemplo.


En su carrera, Bragado ha contado que hasta los 35 años era "irrompible", pero que a partir de ahí llegaron lesiones, pasos por quirófano, momentos de debilidad. Todo lo superó, y especialmente impresionante fue su octavo puesto en los Mundiales de Doha 2019, ya con 49 años y en condiciones extremas.


Con Bragado, desaparece también de los Juegos Olímpicos la prueba de 50 kilómetros de la que él ha sido un estandarte. Los formatos televisivos demandan espectáculos más cortos y dicha distancia se reducirá a a 35 kilómetros. Chuso siempre podrá decir, que los 50 se retiraron junto a este marchador, que a partir de ahora correrá maratones por afición, entrenará atletas, disfrutará de su tiempo libre... Se lo ha ganado con creces.



 

Temas relacionados
Deporte nacional Juegos Olímpicos Atletismo

para ti

en destaque