El waterpolo, imparable

El equipo de David Martín dominó a los balcánicos por 8-6 en un partido duro

El portero de España vuelve a ser decisivo.
El portero de España vuelve a ser decisivo. AS

En la Costa Adriática, a la altura de Montenegro, es muy habitual ver una imagen: porterías de waterpolo y un grupo de gente con la pelota en medio del mar. Es el deporte nacional, como también hay gran afición por la pesca, la pasión de Marko Petkovic. Y ante ese bucólico y apasionado rival jugó España en la piscina Tsatsumi. Un partido intenso, pero con triunfo (8-6). Segunda victoria en el grupo B olímpico, que más bien parece una gira balcánica (España ganó el primero a Serbia).


Dusan Matkovic, uno de esos jóvenes que jugaba en la costa de Kotor, fue el líder de Montenegro. Él abrió el marcador y mantuvo a flote un partido que en el primer tiempo acabó igualado (3-2), pero en el que luego España fue capaz de mantener una distancia de seguridad. 5-3 el segundo cuarto, 7-5 el tercero y 8-6 al final del partido.


Porque esta España de David Martín es un equipo de trayectoria ascendente, con plata mundial en 2019 y una plata europea en 2020. Vuelve a ser un equipo de respeto top en el planeta waterpolo. Lo tiene por la frescura de los nuevos talentos como el impresionante Bernat Sanahuja (dos golazos en dos tiros), como por la solidez de un porterazo como Dani López Pinedo, pieza vital para que los montenegrinos no rompieran esa distancia de seguridad.



Intensidad defensiva en momentos clave

Y es que cuando faltaban cuatro minutos para el final, los balcánicos apretaron mucho, con el pescador Petkovic, con Ivovic y Matkovic. Un trío de estrellas mundiales, que pueden arrasar cualquier defensa. Pero la de España es de las mejores del mundo. Y supo soportar ese estrés de manera estoica. Tanto que se fueron al vestuario sin un gol en contra en los momentos de más presión.



Porque sí, Munarriz, Granados, Famera, Perrone, Larumbe, Bustos… pueden ser jugadores espectaculares y creativos, pero también saben fajarse ante el poderoso y duro derroche físico de los equipos balcánicos. Así cayó Serbia, así pescaron a Montenegro en el Tsatsumi, muy a pesar de Petkovic.


El próximo jueves, España se enfrentará a Kazajistán, un rival a priori más sencillo que los dos primeros a los que se ha medido en el grupo B. Luego llegan otros dos ogros, Australia y Croacia. Más Balcanes.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/6/deportes/219069/el-waterpolo-imparable

 

Temas relacionados
Deporte nacional Juegos Olímpicos Natación

para ti

en destaque