Charly Jiménez reinicia su carrera deportiva

El exjugador de Unicaja Costa de Almería ha pasado por quirófano

Charly Jiménez ya ha empezado el proceso de recuperación.
Charly Jiménez ya ha empezado el proceso de recuperación. Unicaja Almería

“Le deseo toda la suerte del mundo y ojalá que en otro momento nuestros caminos se vuelvan a encontrar”, finaliza Carlos Jiménez una charla realizada a su imagen y semejanza, desde el respeto, la reflexión, el coraje, la empatía y la cabalidad. Tras su paso por quirófano tiene un momento de pausa, “la que tenga que ser, será”, y desde el que ha sido su club esta temporada se le recuerda a su hombro derecho que la carrera de este jugador top tiene todavía muchos años por delante para hacer disfrutar a los amantes del voleibol. Unicaja Costa de Almería se enorgullece de él, de haberlo tenido en sus filas, de haberlo vestido de verde, y le agradece tanto como ha aportado, compartiendo el deseo de que, efectivamente, ambos caminos vuelvan a hacerse uno solo. Lo importante será devolverlo a la pista, aunque sea enfrente.


Un jugador querido

Charly, tal y como se le conoce y se le admira en el ‘mundo vóley’, lanza un mensaje común de agradecimiento a través de la entidad ahorradora: “Ha sido increíble; qué habré hecho yo bien para merecer esto -risas-; estoy súper agradecido por el cariño, por el apoyo, por los mensajes de ánimo, de fuerza, de entrenadores, de jugadores, de compañeros, de excompañeros… todo el mundo en general; para mí es un extra de motivación para trabajar cada día e intentar dentro de poco tiempo, ojalá que sea pronto, volver a estar con todos ellos jugando, y ya olvidándome de esta lesión, que al final solo sea una piedra en el camino”. Realmente la avalancha de mensajes que ha recibido bien merece insistir: “No tengo palabras para agradecer tanto apoyo y tanto cariño que me ha prestado toda la gente, no tengo palabras, de verdad”.



Operación de hombro

Emocionado, no es para menos al comprobar que hay “tanta gente que me quiere”, textual”, en medio de un mal trago: “Ahora mismo para mí está siendo un momento duro por ver que no pude terminar la temporada, he estado pasando un tiempo con mucho dolor y saber que me espera una larga recuperación”. Muchos mensajes en esto días, poco a poco ha ido contestando “de manera personal”, porque tenía tanto dolor que no podía “ni coger el móvil”. Y sí, “las primeras horas tras la operación no fueron tan malas, porque todavía estaba con la anestesia, un poco atontado, y no me estaba enterando mucho, pero el problema fue la noche; termino de operarme a las tres de la tarde, me suben a la habitación y la tarde no la paso mal, dentro de lo que cabe, pero por la noche se fue el efecto y me dio el golpe de realidad”.



Momentos delicados

Charly ha sufrido “tal dolor que se caían las lágrimas”, confiesa: “Me metieron una inyección de morfina para tranquilizarme un poco y calmar ese dolor, porque si no, era imposible”. Lo de después ha sido ir a mejor, “en los plazos que hemos hablado como normales”, y no se le ocurre pensar en el día de volver: “Sinceramente, ahora mismo es lo último en lo que pienso, ahora mismo me quedan muchos días, algunos meses, no sé exactamente, pero la verdad es que me lo voy a tomar con calma, voy a trabajar cada día todo lo que esté dentro de mis posibilidades para intentar llegar pronto al cien por cien, pero sin ninguna prisa, porque lo he pasado muy mal; ahora mismo he pasado por una operación, que no es fácil, y quiero que todo sea muy pautado, muy controlado, y poco a poco, cuando tenga que ser, será, dentro de tres meses, de seis, el año que viene, sea cuando sea, pero más que nada ser cauto”.


Charla con los médicos

En su mente privilegiada ya había madurado la opción: “Sabía que podía ser una posibilidad, el doctor ya me avisó en su momento de la posible lesión que yo tenía y del posible riesgo que conllevaba, entonces sí que es verdad que si no había una cierta mejoría en un determinado tiempo, era posible que me llevara al quirófano, y por eso desde un primer momento no me pilló de sorpresa”. La capacidad de mirar frente a frente al problema no quita la sensación negativa: “Para mí es duro, porque hasta el momento he tenido lesiones, pero no tan graves como para operarme; no digo que tuviera miedo, pero sí un gran respeto, porque sabía que en el momento de pasar por quirófano me conduciría a una recuperación que iba a ser, en principio, dolorosa, y que va a conllevar un cierto tiempo”.


Siempre optimista

Es cierto, por tanto, que “estaba mentalizado” y que trató “de apurar las opciones” y “buscar otras alternativas para no tener que pasar por ahí, pero la gran mayoría de gente con la que estuvimos tratando coincidían en la misma opinión”. Es un proceso que le ha tocado vivir a borde de Unicaja Costa de Almería: “Le deseo toda la suerte del mundo en el futuro; es un club que desde el primer día que llegué me han tratado como uno más de la familia, me he sentido muy querido allí, en todo momento han estado muy pendientes de mí, cuidando cada detalle, dándome el descanso que yo necesitaba, haciéndome las pruebas que necesitaba, en definitiva, haciendo todo lo que necesitaba en ese momento, y eso es de agradecer, porque se pusieron en mi piel, y todo lo que hicimos intentando forzar, de alguna manera, fue consensuado”.

 

Temas relacionados
Voleibol Unicaja Almería

para ti

en destaque