Hogar, dulce hogar

El Poli Ejido reacciona y vence en Santo Domingo al CUD Comarca de Níjar (3-1)

Poli Ejido CF-CUD Comarca de Níjar 1.
Poli Ejido CF-CUD Comarca de Níjar 1. La Voz

La vuelta a casa del Poli Ejido trajo consigo la vuelta al triunfo, imponiéndose este pasado domingo por 3-1 al CUD Comarca de Níjar sobre la hierba de un Estadio Municipal de Santo Domingo cuyas gradas contaron con un nutrido número de aficionados, dando mayor ambiente al encuentro en el que hubo emoción hasta el final.

Durante el primer período, el cuadro celeste dispuso de varias oportunidades serias, empezando por un chut de Mounim tras una asistencia magistral de Roscos que hizo un sombrero a la defensa nijareña, mientras que el propio Mounim disparó poco más tarde de la frontal, pero el cancerbero Rubén paró el balón sin excesivos problemas.

A continuación, un centro desde la banda izquierda hacia el corazón del área conectó con el pie de Joaquín, golpeando de primeras y marchándose fuera la pelota cerca del poste y, luego, un cabezazo del capitán Adri Moya tampoco pudo coger rumbo de portería, por encima del larguero, hasta que una nueva internada de Mounim acabó

con tiro que despejó Rubén y, en el segundo rechace, un defensa cortó el balón con la mano el pase de Jordi.

Pena máxima
De esta forma, el consiguiente penalti lo ejecutó a gol ‘el capi’ Moya en el minuto 39, aunque los visitantes despertaron a raíz del 1-0, botando magistralmente David Picha una falta que buscaba toda la escuadra y se topó con la gran palomita de Fran Montellano, sin olvidar una acción embarullada que acabó en tiro de un jugador del Comarca que no acertó a meter prácticamente en la misma línea de portería.

Ya en la segunda parte, el Poli Ejido CF avisó mediante un lanzamiento de Carlos López en la frontal, contestando los de Níjar con una incursión de Pantera, despejado por el meta Miguel Cabrera, quien minutos después, erró en una salida y David Picha no perdonó para empatar la contienda 1-1 pasado el cuarto de hora tras la reanudación.

Lejos de venirse abajo, los discípulos de Jesús Vázquez trataron de reponerse pronto y Sergio rozó marcar al estampar el balón casi en la cruceta, si bien el plantel amarillo también estuvo a punto de ponerse al mando cuando Pantera se quedó solo frente a Miguel Cabrera, disparando fuera. Dicha acción resultaría clave, porque Mauro firmó enseguida el 2-1, de chut desde la frontal del área ajustado a la base del poste.

Sentencia en el descuento
Era el minuto 78 y aún quedaban acciones importantes por ver, como un pase de la muerte que Mounim no logró rematar de lleno y el esférico se perdió más allá de la línea de fondo y, sobre todo, en la que Sergio presionó a Rubén y le robó la posesión, anotando el 3-1 que sentenció el duelo dentro del tiempo de descuento.

Una vez sumada la victoria, Jesús declaró que “los jugadores salieron muy motivados desde el minuto 1 por jugar en ese pedazo de campo, se controló el partido teniendo constantes llegadas al área”, si bien reconoció que “faltó más claridad en los últimos metros o el último pase, pero las llegadas fueron con cierto peligro”.

Respecto a la segunda mitad, “ellos se ajustaron algo mejor y nosotros perdimos un poco el ritmo”, generando que, “un descuido en una salida desde atrás, nos marcaron el empate”, aunque “el equipo volvió a ir cogiendo ritmo hasta volver a ser el de la primera parte”, colocándose el Poli de nuevo por delante y, “con ellos volcados arriba, tuvimos dos o tres contras”, materializándose al final “el gol de la tranquilidad”.





Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/6/deportes/215854/hogar-dulce-hogar

 

Temas relacionados
El Ejido Fútbol Afición

para ti

en destaque