Una docena de valientes se citan con la historia del vóley

Lucen solidez en su determinación de voltear el 2-0, algo jamás visto

Una docena de valientes se citan con la historia del vóley.
Una docena de valientes se citan con la historia del vóley. La Voz

“Si por algo se caracteriza este equipo…”, esa es la frase sobre la que se asienta un mensaje único: “Vamos a remontar”. Sin fisuras, arropando a los lesionados y a la inversa, los lesionados siendo un acicate más, lo que queda en medio es “su gran capacidad de superación y sufrimiento”. Ese es el principal valor, y al alza, además, de un grupo espectacular de jugadores que han roto pronósticos y que quieren rizar el rizo, romper la historia conocida y conseguir lo que nunca jamás nadie ha logrado: ser los primeros en levantar un 2-0 en contra en una final. La remontada pasa por el estar al límite una vez más en estos playoffs, e Ignacio Sánchez se remite a “solo hacer lo mismo que llevamos haciendo durante toda la temporada, es decir, no dejar de creer, seguir luchando como guerreros, que es lo que somos”.


Declaraciones

El almeriense tira de refranero: “Hasta que no caiga el último punto del último partido la liga no ha terminado; seguimos teniendo esperanza y, por ahora, que yo sepa, la esperanza es verde”. Comenzando a asumir que no habrá público, de seguir así la evolución de la pandemia, pide “recibir, como otros muchos partidos, ese apoyo en las redes sociales, el que no pueden dar desde la grada”, en una llamada a la afición. En todo caso, el Moisés Ruiz tiene la palabra, y eso no hay que olvidarlo, como Vigil deja claro Vigil, “jugando en casa tenemos posibilidades”, un hombre que se resiste a acabar mal cuando se ha hecho tanto: “No jugamos bien este fin de semana, y yo no quiero acabar con esa sensación, así que hay que seguir dándolo todo hasta el final, hasta que no quede ninguna posibilidad”.



El central mira los valores internos y no descuida la necesaria autocrítica: “Sí afectó la lesión de Colito, pero no ha sido el problema en estos dos partidos; creo que hay que hacer un cambio, en la actitud y en cómo afrontamos los partidos; si lo hacemos este fin de semana, tenemos muchísimas posibilidades de ganar”. El internacional no se va muy lejos para argumentarlo: “Si pudimos conseguir lo que se consiguió en Teruel, esto podemos también; solo tenemos que creérnoslo y trabajar para ello”. Es la línea que sigue Fran Iribarne, directo y contundente: “Las claves para que se pueda producir la remontada no sé por dónde pasan, pero lo que sí sé es que somos de grandes retos, y este es el mayor reto que vamos a tener, y lo vamos a lograr; esto no es nada comparado con lo que hemos hecho ya”.


Las cosas claras



Fornés une lo emocional y lo táctico: “Es verdad que otra vez estamos en el límite, pero creo que en este partido que llega, para llegar al cuarto y al quinto tenemos que empezar apretando mucho en el saque, creo que con nuestro nivel de saque podemos generarles mucha dificultad; es un partido además para ser muy valientes en todos los aspectos”. Confianza extrema del mallorquín: “Obviamente se puede y más después de la trayectoria que llevamos de retos difíciles, ganando dos partidos en Teruel, por ejemplo; esto se puede conseguir, se sabía que allí iba ser muy difícil porque el factor cancha influye, pero ahora vamos a por todas a darle la vuelta a la final”. En el saque y en la pista también incide Ferrera: “Estamos en casa, vamos a poder sacar mucho mejor y creo que va a ser clave, separar la pelota para que su colocador no esté cómodo”.


El líbero sevillano confía “totalmente” en ello: “Vamos a por los dos partidos, a forzar el quinto; duele un poco después de los playoffs que hemos jugando estar 2-0, pero las circunstancias que se han dado no han sido fáciles y ellos han jugado mejor”. A la suma general llega la autocrítica también de Javier Jiménez, “tenemos que hacer mejor las acciones que dan puntos, sacar, atacar y bloquear, y eso al final nos va a conducir a la victoria”, textualmente, dando un matiz de tranquilidad: “Ningún equipo es tan bueno cuando gana y tan malo cuando pierde, entonces yo estoy convencido de que podemos ganar, pero dándolo todo”. Experto como pocos, Palharini no se va a amedrentar: Marlon: “Es un reto grande para el equipo remontar la eliminatoria, pero si hay una cosa que caracteriza a este grupo es el sacrificio, es la voluntad, es el esfuerzo; lo hemos demostrado en otros momentos difíciles, que somos capaces de ello, y es posible repetirlo, y lo vamos a hacer… a lo grande”.


Con Las Palmas y Almería pendientes de él, Colito lucha por llegar: “Confío en esta remontada, que pasa por creérnoslo nosotros; si creemos que es posible, seguro lo lograremos; soy optimista de cara a esta semana, espero poder estar y dar mi 100% al equipo y ayudar a la victoria, pero además confío en mis compañeros, porque al final somos un equipo y si no está uno, echa una mano el otro, y creo que tenemos calidad suficiente para poder lograrlo”. Igual, entre algodones y queriendo echar el resto en el momento decisivo, Charly Jiménez: “Estamos en una situación adversa, pero si por una cosa se caracteriza este equipo es porque ha sacado situaciones de las que se definen como prácticamente imposibles; cuando estábamos casi muertos al final hemos resurgido, y podemos aferrarnos a eso; en Teruel tuve recaída, pero aquí sigo trabajando para ayudar en lo que pueda y haré lo posible por llegar”.


Y es que el objetivo no es otro que el que recuerda Villarreal: “A eso venimos, a ser campeones; la cosa se nos puso cuesta arriba, pero vamos a darlo todo por cambiar la situación, todos por el mismo objetivo, queremos hacer historia, y al que le toque jugar, va a estar preparado, y vamos a darlo todo, trabajando para darle la alegría de levantar el título a nuestra afición”. De ir paso a paso es Jean Pascal: “Lo primero es que se pueda jugar el domingo; el partido del sábado no será nada fácil, porque seguro que vendrán con todo, pero nosotros no nos damos por vencidos, tenemos que estar al doscientos por cien para afrontarlo y el domingo mantenerlo igual, y sin duda confío en la remontada, porque tenemos ahora factor cancha y eso creo que nos va a venir muy bien”.


Por último Curro Sáez, pura inyección de coraje en la cancha de juego, lanza toda una arenga final: “Este equipo está hecho de una madera totalmente distinta a la de otros, tiene una capacidad tremenda de superar situaciones adversas, y esta no es diferente a otras que hemos vivido, así que no queda otra que ponerse el mono de trabajo y luchar por la primera victoria el sábado e intentar ese primer paso que nos dé confianza en la eliminatoria para poder jugar el domingo, y lucharlo de tú a tú con Guaguas; seguro de que en el momento en el que nosotros juguemos como equipo y podamos llevar a cabo todo lo que nos indica Manolo, podremos dar el susto, así de claro, y culminar la campanada en esta final”. La escuadra blanquiverde cierra filas en torno a un objetivo común que les motiva especialmente, no solo por el club que representan y su imponente historia, sino como hombres con nombres que van a pasar a la historia del voleibol español si son capaces de lograrlo una vez más.

 

Temas relacionados
Voleibol

para ti

en destaque