La cuenta atrás final para la Copa empieza con Almoradí

Unicaja Costa de Almería recibe en la cuarta jornada entresemana al equipo alicantino

La cuenta atrás final para la Copa empieza con Almoradí.
La cuenta atrás final para la Copa empieza con Almoradí. La Voz

A la cuarta toca jugar en casa en una jornada de miércoles, tras tres siendo visitante, y precisamente la primera de todas, allá por el 28 de octubre del fatídico año 2020, fue contra el rival que ahora viene al recinto ahorrador. El CV Almoradí, un histórico, con más de medio siglo de vida, fundado en 1967, tiene problemas en la tabla, sin que eso signifique nada cuando eche a volar el balón. Farolillo rojo de la Superliga, tan solo ha conseguido dos victorias en todo lo que va de campeonato, pero ojo, en su caso en 14 partidos disputados y tres aplazamientos por la incidencia del virus. Esto significa que su última posición no es ‘real’, ya que de sacar adelante solo dos de esos encuentros que tiene pendientes, se la endosaría al Barça Vóley. Eso es lo que dicen las matemáticas, si bien tiene que remar mucho para remontar las aguas turbulentas de la lucha por la permanencia, que estará ‘cara’ en este curso.


Así, y después de lo demostrado en su cancha frente a Unicaja Costa de Almería, al Moisés Ruiz llegará hambriento y preparado para el asalto, además, con la buena noticia de la reincorporación reciente de su opuesto Pablo Lorenzo. Contra Urbia Uenergía Vóley Palma, este pasado sábado, llegó a disputar parte del segundo set y salió de inicio en el tercero, recuperando las sensaciones que le lleven a ayudar a su equipo en el complicado tramo final de competición que se avecina no solo para Almoradí, sino para todos los clubes de la máxima categoría. En cuanto al desarrollo de ese último duelo, el control fue palmesano y los alicantinos no pudieron llegar a la veintena de puntos en ninguna de las tres mangas. También es verdad que casi fue un ‘debut’ para los de Pedro Miralles, ya que llevaban sin jugar desde el día 9 de diciembre pasado, justo en el final de la primera vuelta del campeonato.


Almoradí solo ha disputado uno de los cuatro partidos de la segunda vuelta, ni los dos antes de Navidad y el primero de la vuelta de vacaciones. Encima, sabe que su particular ‘Angliru’ es lo que toca afrontar, pero dada su valentía y garra no querrán irse de vacío en el duro segmento de calendario que les mide, de seguido, a Palma, Almería y Teruel. Sus referidos dos triunfos han sido frente a Ushuaïa Ibiza Vóley, por 3-2, y contra Barça Vóley, por 1-3. En nueve ocasiones se ha quedado sin hacer set, lo que sí ha firmado en tres, una de ellas en la visita al Mayte Andreu de Unicaja Costa de Almería, con rotaciones iniciales por parte de Manolo Berenguel. Lección aprendida, tanto por el recuerdo de aquel partido como por las últimas victorias que se han sumado, los verdes no quieren sobresaltos en su cuenta atrás final hacia la Copa del Rey, siendo el tres la venida de Almoradí, el dos la salida a Soria y el uno la visita de Conectabalear CV Manacor. De ahí, a Las Palmas de Gran Canaria.



No es el momento de fallar, porque se quiere creer en las posibilidades alzar nada menos que el trofeo que haría la docena de entorchados coperos, y por eso no es de esperar ninguna relajación frente a los alicantinos. Entrenador y alma máter del proyecto, Pedro Miralles tira del carro desde fuera y desde dentro de la cancha, con un desempeño magnífico en la posición de cuatro. Si histórico es el club, también lo es su ‘hombre franquicia’, con 42 años, de la escuela cartagenera y con experiencia en la Europa de alto nivel. El francés Gabriel Jaunet le acompaña como receptor y la línea la cierran los líberos Ignacio García, nuevo fichaje de experiencia, necesaria para dar equilibrio al equipo, o el local Jaime Roca. De ellos depende el sufrimiento o la comodidad de Soteldo, un colocador de calidad, venezolano, proveniente del Textil Santaderina, que mira a dos para encontrar a García Toribio, una auténtica fuerza de la naturaleza, dominicano que ya apretó, muchísimo, a los verdes.


Por el centro también está muy bien armado el equipo de gala, con José Vicente Cabrera y ahora José Manuel Verdi, internacional venezolano que debutó contra el Urbia Uenergía Vóley Palma, de 196 centímetros y fichado desde Portugal. Desde luego, no son pocos argumentos para temer a un Almoradí que todavía tiene mucho que decir, sumados a los Eder Poletto, misma procedencia, Venezuela, opuesto o receptor, Robert Assen, central holandés, o Jordán Illescas, un central producto de la casa, sin olvidarse, en ese sentido de la pareja formada por Gonzalo Meseguer y Mario Hernández, receptores canteranos de 17 años y 16 años respectivamente. A ellos correspondió la entrada en acta en el último partido, quedando todavía en la recámara más efectivos para una plantilla muy amplia que ha sido remozada con la firme intención de alcanzar el objetivo. Juan Serna, Francisco Ferrández y Antonio Ángel Castaño serán duda hasta el último momento de subirse al autobús.



Por su parte, Unicaja Costa de Almería vuelve a estar completo, como en el choque del sábado frente a Boiro, y hay muchas opciones de que Manolo Berenguel intente, de nuevo, como sucedió ante los gallegos, ‘dar cancha’ a todos, buscando que haya rodaje para la Copa del Rey y ninguna duda de que lograr levantar el trofeo es cosa del bloque. En medio de una semana de tres partidos, mismo número que se aspira a jugar, pero en otros tantos días, en Las Palmas de Gran Canaria, la curva física del equipo debe ir llevando las cosas a su sitio para alcanzar el máximo rendimiento en el momento oportuno. Más allá de eso, la capacidad mental es clave, y se sabe, tras tanto comentario externo y, eso sí, haberse visto liberados del papel que nada aporta, el de ser favoritos. El choque comenzará a las 18.30 horas, quedándose el Moisés Ruiz vacío, como así permanecerá hasta, al menos y ojalá ahí acabe, que se vuelva de la Copa. Se podrá seguir en el link https://youtu.be/A1hbXGY3WCY.


 

Temas relacionados
Voleibol Unicaja Almería

para ti

en destaque