Rubén José Pérez Robles cumple su sueño de técnico

Con discapacidad auditiva ha logrado un empleo en la cantera del CD El Ejido como entrenador

El entrenador en primer plano y sus futbolistas de fondo.
El entrenador en primer plano y sus futbolistas de fondo. La Voz

Hoy en día, encontrar un empleo es tarea difícil, en época de pandemia más complicado aún, pero si perteneces a un colectivo minoritario se dividen las posibilidades. 


Actualmente Rubén José Pérez Robles, un joven de 29 años con discapacidad auditiva ha conseguido encontrar el empleo de sus sueños como entrenador de fútbol en la cantera del CD El Ejido (Almería).


Esta noticia nos la enviado Lorena Ruíz García, la pareja de Rubén José y,  “quiero hacer una reflexión y por eso quería realizar este escrito para, en primer lugar, agradecer al club la oportunidad que han ofrecido para que Rubén pudiera dedicarse a esto”. 



Muy agradecidos

“Él ha demostrado que es un chico luchador y consiguió su titulo oficial de entrenador en la GM Football Academy de Elche. Después hizo una entrevista con el coordinador de la cantera del CD El Ejido, Eduardo y a partir de ahí está trabajando como entrenador de niños oyentes”, comenta Lorena.



Esto le ha hecho muy feliz porque su sueño es ser entrenador al más alto nivel. “La mayoría de las personas piensan que una persona con este tipo de discapacidad no puede conseguir sueños tan altos, pero Rubén es el claro ejemplo de que con esfuerzo todo se puede conseguir”, dice Lorena viendo la ilusión de Rubén con su nueva experiencia. 


Al principio todo fue un poco difícil porque el uso de las mascarillas dificultaba mucho la comunicación pero poco a poco se ha ido adaptando y ahora no resulta un problema para desempeñar su labor perfectamente.


“Me gustaría hacer un llamamiento a los clubes para que sepan que las personas con discapacidad auditiva pueden realizar este trabajo si se les da la oportunidad porque la discapacidad no es importante, son distintas capacidades nada más”. Rubén ha demostrado que las barreras se pueden destruir y con esfuerzo la felicidad está al alcance de todos. 


Ahora toca disfrutar la experiencia en un club grande como el CD El Ejido que mima a la cantera y donde Rubén podrá crecer como entrenador cada día.


 

Temas relacionados
Fútbol El Ejido

para ti

en destaque