El que no tiene recambio

Después de Turki Al-Sheikh solo nos quedaría el alcalde

Se le ve feliz al presidente del Almería en los EE. UU.
Se le ve feliz al presidente del Almería en los EE. UU. La Voz

Cuando vemos imágenes del presidente del Almería en redes sociales a todos nos entra un subidón (o debería) porque no tenemos otras opciones a la presidencia del club que fundó Guillermo Blanes. Nada ha cambiado por muchos años que pasen en esta tierra: seguimos dependiendo de un hombre para dar vida a un club.


Los hombres de carne y hueso con una vida limitada y nada detrás porque Guillermo Blanes, Manolo García, Rogelio Hidalgo, Lázaro López, Alfonso García y Turki Al-Sheikh son únicos y los hemos disfrutado y necesitado por igual para tener fútbol.


Nada hay en esta tierra (y en la mayoría de clubes de España) más lejos de la figura del presidente que en la mayoría de las veces ha puesto dinero y patrimonio y se ha llevado todas las críticas. Blanes fue el primero de la lista y Turki el último. Presidentes que aportaron y aportan a la ciudad todo lo necesario para tener un club saneado en la Liga Profesional.


Hasta la llegada de Turki Al-Sheikh todos los presidentes del Almería estaban tan cerca de los aficionados que era habitual tocarlos y disfrutarlos. Vivirlos en la alegría y en la tristeza de los resultados y compartir con ellos sensaciones sobre la plantilla. Ahora con Turki todo es diferente.


El presidente que tenemos está a miles de kilómetros y tiene más dinero que todos sus antecesores en el cargo juntos. Ha montado un Almería tan fuerte que vamos segundo en el tope salarial de Segunda División y podemos hablar de subir a Primera División con garantías.



Tan grande es la ambición de Turki Al-Sheikh que le pedimos a Dios que le de mucha salud y nos dure muchos años porque detrás solo tenemos al alcalde de la ciudad para entregarle las llaves como en los viejos tiempos.


Nadie es imprescindible en la vida pero mientras los entrenadores pasan como los futbolistas, los dirigentes en esta tierra son duraderos y nos han dado mucho: cargando con la dura tarea.


El que no tiene recambio en el Almería es el presidente. Tiene todas las acciones menos las de Guillermo Blanes (que se las dará en persona) y todo el dinero que haga falta para hacer realidad el sueño de la afición rojiblanca. Detrás de Turki Al-Sheikh no se me ocurre nada ni nadie capaz de tener todo lo que posee el ministro.


Cada vez que le veo en las fotos me vengo arriba y sueño con la Primera División. Veo el campo nuevo. La Ciudad Deportiva lista y un club referente de España compitiendo en Europa.


Uno que ya tiene una edad le pide a Dios por el presidente y por poder ver a los canteranos jugando en la Ciudad Deportiva Turki Al-Sheikh.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/6/deportes/204361/el-que-no-tiene-recambio

 

Temas relacionados
Turki Al-Sheikh Segunda División Fútbol

para ti

en destaque