El Sevilla mantiene su idilio con Europa al ganar su sexta Europa League

Tras impornerse por 3-2 al Inter con doblete de De Jong y un tanto de Diego Carlos

Fiesta sevillista.
Fiesta sevillista. Cadena SER

El Sevilla sigue ampliando su historia tras ganar en colonia su sexta Europa League. Los de Lopetegui se impusieron por  3-2 con doblete de De Jong, un tanto de Diego Carlos y goles de Lukaku y Godín por parte del Inter.

Arrancaba a las 21:00 en el Stadion Köln una noche grande para el Sevilla, puede que algo atípica, pero no por ello menos especial. Los de Lopetegui tenían la posibilidad de seguir alargando su historia, pero también poseían una gran responsabilidad: Dejar en lo más alto la imagen del fútbol español en Europa.

La meta se rozaba con la punta de los dedos, pero tan solo un vistazo al pasado hacía recordar lo exigente que había sido el recorrido para ambos equipos. El Sevilla se ha medido a Wolves y al Manchester United en cuartos y semifinal. El Inter ha dejado atrás a Bayer Leverkusen y a Shakhtar Donetsk.

Pero no había tiempo de distracciones, Makkelie daba el pitido inicial, y los nervios se dispararon. El exceso de intensidad hizo que en los primeros minutos ambos conjuntos cometieran dos faltas complicadas: primero fue Ambrosio sobre Reguilón y más tarde Diego Carlos sobre Lukaku. Sin embargo, los rojiblancos pagaron más caro su error, puesto que el colegiado pitó la pena máxima y el matagigantes del equipo italiano no perdonó adelantando a los de Conte en el minuto cinco. Podría a ver sido un contratiempo, pero los hispalenses ya son expertos en eso de remontar partidos, así que poco a poco fueron rebajando revoluciones y tocando balón de forma más prolongada. En el minuto 12 se igualó el marcador: Jesús Navas llegaba desde la banda derecha y ponía un centro que remataba De Jong de cabeza batiendo la portería de Handanovic.


El partido prometía ser muy igualado y no defraudó. Aunque el juego se volvió algo bronco por las continuas faltas por parte de ambos equipos, no fue un inconveniente para que los goles llegaran, y lo hicieron a pares. Primero fue el Sevilla con un balón que botó Banega de una falta, y De Jong, de nuevo de cabeza, hacía un remate de oro. Sin embargo no tuvieron ni tiempo para celebrarlo, en segundos, los italianos volvían a igualar el marcador. Brozovic fue el encargado de ponerla para que Diego Godín cabecease a la red.


Arrancaba la segunda parte sin cambios, con un Sevilla que presionaba la salida del balón, pero con las faltas de nuevo como protagonistas. Mientras, el Inter se estaba mostrando algo adormilado e intermitente sobre el terreno de juego. El despliegue físico de los hispalenses estaba siendo un escándalo, pero el desgaste era evidente y se estaba reflejando en el juego según iban pasando los minutos. Ocampos fue el primero en abandonar el verde, lo hizo por lesión y entre lágrimas, y entraba en su lugar Munir. Sin embargo el esfuerzo se vería recompensado en el minuto 74: Despejaba mal De Vrij y Diego Carlos remataba de chilena propiciando que Lukaku marcara en propia puerta.


El Sevilla aguantó estoicamente los últimos minutos demostrando que nunca se rinde, ampliando su historia, aupando al fútbol español en Europa y demostrando que sigue teniendo su duende con esta competición.



 

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque