El ascenso a Primera más barato de todos los tiempos

Al final subirán los menos malos en una temporada atípica

El ministro y presidente del Almería junto a su consejero delegado.
El ministro y presidente del Almería junto a su consejero delegado. Juan Sánchez

Los equipos no están bien. Hubo una Liga donde Cádiz, Almería y Zaragoza (por este orden) eran los mejores hasta el parón. Luego, con la vuelta del fútbol a puerta cerrada y con los equipos agotados por el carrusel de partidos: está pasando de todo.


El Cádiz se la pegó en casa como antes el Huesca en Santander o el Almería en caída libre con Guti y con Mario Silva. No hay un equipo capaz de ser regular en este recta final y asistimos con sorpresa al ascenso más barato de todos los tiempos.


El Girona de Francisco es el más regular de las últimas jornadas por la llegada de Francisco, pero ni eso le da garantías de éxito con los futbolistas al límite y la presión a flor de piel en cada partido.


Hubo una Liga en la que reinó el Cádiz con el Almería y otra la que comenzó en junio donde todos han fallado y el Cádiz siendo el menos malo ya tiene una plaza de primera al mínimo fallo del Zaragoza mientras que las otras dos siguen abiertas.



Quedan dos jornadas para Cádiz y Huesca. Los primeros tienen margen y los segundos se aferran a su regularidad en casa para creerse firmes candidatos al ascenso directo. Hasta el Almería con tres partidos por delante puede montarse en el ascensor de Primera División pero deberá corregir tantas cosas en tan poco tiempo que cuesta creerlo.


No hay duda, van a subir los tres que menos fallen. Ni el Cádiz está bien, ni sus perseguidores se aprovechan. Este fútbol tras el estado de alarma rompe las quinielas y en ellas aparece un Almería que no para de lamentar la oportunidad perdida tantas veces de pasar al Cádiz en la clasificación.


Sin tiempo para saborear una victoria ni margen para lamentar miramos al pasado para recordar con tristeza aquella larga racha del Almería de Guti sin ganar hasta que llegó el Deportivo y el parón. Los penaltis infantiles de David Costas, y esas derrotas en casa que tiraron por la borda las ilusiones de un ministro al que no le basta su dinero para alcanzar la gloria.


Esta temporada ya está en la historia del fútbol por lo atípica que ha sido. Y a falta de dos (para unos) y tres para otros (jornadas) ya me contarán quien se atreve con una quiniela cuando todos sabemos que al final subirán Cádiz y los dos que menos se equivoquen.


Si este año el Almería no asciende a Primera lo vamos a lamentar. Nunca vi un ascenso tan barato en Segunda División. Espero que tenga una respuesta el CEO del Almería para su presidente y ministro Turki Al-Sheikh porque está de los nervios viendo desde Arabia como se regala un ascenso,


Cuánto dinero para un ascenso tan barato.

 

Temas relacionados
Fútbol Guti Turki Al-Sheikh Primera División

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería